REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La Clave Bancaria Estandarizada (Clabe) es un dato personal, y su manejo indebido por parte de los bancos puede dar lugar a sanciones administrativas y penales.

Así lo aclaró la Suprema Corte de Justicia al resolver un litigio entre HSBC y el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) que multó al banco por transferir la Clabe de un cliente, sin su permiso, a un tercero.

La Segunda Sala de la Corte estableció este miércoles que la Clabe tiene el carácter de “dato personal no sensible”, por lo que está sujeto a las reglas de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares, vigentes desde 2010.

“La cifra integrada por los 18 dígitos se asigna de manera individual al titular de una cuenta bancaria, es única e irrepetible en el sistema financiero mexicano y proporciona la certeza de que es a su titular a quien se envía una transferencia de fondos, de tal manera que al tratarse de un dato proporcionado para la realización de transferencias electrónicas de dinero, está íntimamente relacionado con el patrimonio del titular”, afirmó la mayoría de ministros.

“La institución bancaria estaba obligada a otorgarle el debido tratamiento como dato personal no sensible, en términos de la Ley Federal en cita y, en ese sentido, necesitaba el consentimiento expreso del titular de la cuenta para que su Clabe fuera proporcionada a un tercero”, agregó.

La Corte amparó a HSBC, pero solo para el efecto de que se reduzca la multa que le impuso el INAI, ya que su conducta no fue intencional.

La ley prevé multas de 200 a 320 mil días de salario mínimo por esta infracción, pero solo en los casos más extremos de reincidencia podría aplicarse el monto máximo, equivalente a 28.2 millones de pesos.

De los cinco ministros de la Segunda Sala, dos estaban a favor de amparar por completo al banco y anular la multa del INAI, por considerar que la Ley de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares no era la aplicable a este caso.

Cabe aclarar que la Clabe no es un dato personal sensible, porque estos solo abarcan la intimidad de las personas, como origen racial o étnico, estado de salud, información genética, creencias religiosas, filosóficas y morales, afiliación sindical, opiniones políticas o preferencia sexual.


Los comentarios están cerrados.