ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Los resolutivos de las elecciones de julio generarían un panorama el doble de complicado que el que ya vive la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) en estos momentos, sentenció Pedro Martínez Arteaga, secretario general del Sindicato de Personal Académico (SPAUAZ).

Luego de presentar su primer informe de administración al mando del sindicato, el líder sindical consideró preocupante que el rector Antonio Guzmán Fernández mencionara, en las últimas negociaciones, que se toma recurso de los últimos tres meses del año para pagar, pues avizora los problemas que en próximos meses van a surgir.

Puntualizó que las elecciones serán definitivas en el rumbo de las universidades que atraviesan por el déficit presupuestal, pues “mientras se dé la elección, si llegara a perder el PRI, nos van a dejar en la indiferencia, mientras da la transición, y quién sabe cómo nos vaya”.

Precisó como un reto, para el segundo año de administración del Comité Ejecutivo del SPAUAZ, el trabajo en apoyo al rescate de la Universidad, pues no deja de ser preocupante la falta o retraso en pagos de salarios, prestaciones y pago a jubilados.

Explicó que estallar en huelga sería una propuesta de condición difícil, y ante la actual situación financiera no se tendría las herramientas y recurso para levantarla.

“De irnos a la huelga, el reto es ¿cómo la levantas?, ¿con qué la levantas? Porque ya tenemos la experiencia de Sonora, que antes de las campañas estalló hace 15 días, y a los cuatro días del estallamiento se levantó pensando que le iban a dar más, ¿qué le dieron?, el 3.4 igual que a nosotros”, detalló.

Reiteró que incluso con la decisión de huelga, la carga sería pesada y desproporcional, dado que sólo se lleva entre unos cuantos, al referir que sólo un porcentaje mínimo de sindicalizados asiste a realizar guardias y a dar pie a la huelga, mientras los demás no contribuyen en la lucha, que es por un bien en común.

Consideró que al pasar las elecciones, en agosto, comenzará de nueva cuenta la crisis de las universidades, y enfatizó que si durante este año se concentró la atención en 10, ahora suman 24 universidades públicas más a la lista de déficit presupuestal.


Los comentarios están cerrados.