ENRIQUE LAVIADA | NTRZACATECAS.COM
ENRIQUE LAVIADA | NTRZACATECAS.COM

Kuribreña contesta las preguntas del director de NTR Medios de Comunicación, Enrique Laviada

 

Zacatecas.- El candidato de Todos por México a la presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, reconoció los errores que cometieron las administraciones de las que formó parte y expuso sus propuestas para combatir los males que provocaron la molestia de los mexicanos.

En entrevista con NTR Medios de Comunicación, el ex funcionario habló sobre “estar a la altura” en el combate a la delincuencia, mediante el cambio de escala en las estrategias; los cuatro apartados de su plan anticorrupción y las bases de las que partirá para impulsar la economía, sobre todo en lo local.

También explicó su perspectiva del cambio que exigen los electores, las dificultades que enfrenta ante los comicios y su relación con los institutos políticos que lo postularon, principalmente con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como con el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

A continuación, la entrevista que este medio realizó al abanderado de la alianza entre el tricolor y los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), este viernes en su visita a Zacatecas:

 

NTR: Hay mucha gente molesta por la inseguridad, por la corrupción, porque los planes económicos no llegan a su bolsillo. ¿Qué falló?

JAMK: Tenemos que reconocerlo. Empezando por la seguridad, cambió la escala de la delincuencia organizada y no hemos cambiado la nuestra. La delincuencia organizada empezó a operar distinto desde hace por lo menos 12 años. Antes estaba muy centrada en el tráfico de droga, en el trasiego, y poco a poco empezó a disputar los territorios. Hoy vemos una delincuencia organizada metida en armas, trata de personas, secuestros, robo a casa habitación… que opera con una capacidad que no ha tenido como resultado un incremento en la capacidad de operación del estado y de los estados mexicanos.

Lo que tenemos que hacer es cambiar nuestra escala. Mientras no cambiemos nuestra escala en tres niveles, no vamos a estar a la altura de lo que los ciudadanos esperan. Tenemos que hacer un mayor esfuerzo en prevención, pero no en un programa de gobierno piloto, sino un despliegue masivo de todos los niveles de gobierno, de todas las secretarías, que involucre también al sector privado y al social, por el rescate de nuestras comunidades, de sus valores, de urbanismo, espacios públicos y vivienda, junto a un esfuerzo igualmente masivo en la disuasión. Esto implica evitar que lleguen armas, tener mucha más capacidad policíaca, inteligencia, cámaras y transporte público, seguro y ágil.

Otro esfuerzo que tenemos que hacer, y es donde estamos más rezagados, es que haya rendición de cuentas. En México casi ninguna denuncia se investiga y casi ninguna termina con una sentencia. Si cambiamos para que los códigos penales nos permitan tener una escala federal, con agencias federales de investigación y más capacidad de investigación, vamos a dar mejores resultados. Pero mientras no reconozcamos que nos hemos quedado cortos y no expliquemos qué quiere decir estar a la altura, no vamos a resolver el problema.

NTR: ¿Se quedaron cortos?

JAMK: Nos quedamos cortos todos.

NTR: Si es presidente, ¿buscará sacar el Ejército a las calles?

JAMK: El Ejército juega un papel de complemento, un papel que tenemos que entender que es temporal, complementario, y lo que tenemos que hacer, en bien del ciudadano, es primero decirle por qué está aquí. Eso implica un diagnóstico, que nos sentemos a pensar qué es lo que está fallando en el estado y, una vez que hagamos el diagnóstico, una vez que el Congreso local autorice la presencia del Ejército, que sepa el Ejército modo, tiempo y circunstancia de su presencia. Que sepa el ciudadano qué es lo que el Ejército está haciendo por él y el Ejército qué se espera de él y sus funciones.

NTR: ¿Y las otras dos partes de la molestia: la corrupción y el plan económico que no llega al bolsillo?

JAMK: En el caso de la corrupción podemos ver cuatro modificaciones que son fundamentales: la primera y la más importante es la autonomía de los Ministerios Públicos. Mientras no cortemos el cordón umbilical entre el Poder Ejecutivo y el Ministerio Público, nos vamos a seguir quedando cortos. Inseguridad y corrupción tienen una misma raíz que es la impunidad, que tiene mucho que ver con la falta de autonomía del Ministerio Público.

Hoy es muy difícil recuperar patrimonio de la delincuencia organizada y del funcionario corrupto. Tenemos que movernos en materia de corrupción, de un esquema donde no sea la declaración patrimonial, sino la auditoría del patrimonio, la que asegure que éste sea congruente con los ingresos y con la forma de vida. Y tenemos que tener un gobierno abierto y transparente.

Si hacemos esas cuatro cosas, vamos a tener la certeza de recuperar la honorabilidad del servicio público. Eso es importante para los que hemos vivido de esto. El primero que reclama un cambio profundo en el tema de corrupción es el servidor público que, por años, por generaciones, no ha hecho más que entregarse para que al país le vaya bien. Para eso necesitamos muchos servidores públicos, también jóvenes que se entusiasmen porque el servicio público sea una alternativa de vida, en la que podamos acreditar que hay honorabilidad.

La frustración que tenemos ante la pobreza nos obliga al mismo despliegue. Se dice mucho sobre que hay que enseñar a pescar y no dar pescado, esto quiere decir: educación, salud, vivienda, alimentación y seguridad social. Si hacemos esas cosas, vamos a perder el miedo, porque vamos a recuperar la seguridad; vamos a perder razones para tener coraje, porque vamos a dignificar al servicio público, y vamos a enfrentar con ello, hasta abatirla, la pobreza.

NTR: Y en la parte económica ¿qué falló?

JAMK: Hay algunos elementos interesantes. Tenemos 34 trimestres de crecimiento positivo. México es 30 por ciento más grande hoy que hace una década. Se generaron 3.5 millones de nuevos empleos. Hay que generar más y tienen que estar mejor pagados. Hay que capacitar y mejorar nuestra productividad, pero hay que hacer ese cambio con un balance de qué está funcionando mal para corregirlo y de qué está bien para potenciarlo.

En el caso de Zacatecas, ¿qué es un cambio que nos trae cambios a futuro? Haber traído gas. Ya que tenemos gas, cambia al estado su vocación de desarrollo. ¿Qué tenemos que hacer para que Zacatecas tenga esa capacidad de reflejar de mejor manera el crecimiento del bolsillo? Tenemos que reconocer que el comercio y la inversión han ayudado mucho, pero no a todos por parejo, y lo que hay que asegurar es más comercio y más inversión para más empleo mejor pagado y en beneficio de más gente.

En Zacatecas tenemos que mejorar la comunicación al interior del estado, para que siga siendo un elemento que nos dé competitividad. Tenemos que mejorar la comunicación con otros estados, para que la ubicación geográfica consolide a Zacatecas como un centro logístico. Tenemos que resolver problemas que hoy estorban al desarrollo, desde el agua potable hasta la modernización de riego. Zacatecas tiene una vocación agropecuaria, tenemos que voltear a ver al campo para que el crédito, el apoyo, el agua, la tierra, la capacitación y la tecnología lleguen a tiempo. Y el tema de turismo, que es importante.

***

 NTR: Junto con el sentimiento de molestia se percibe también un reclamo de cambio. Sus adversarios le señalan como una garantía del continuismo.

JAMK: En una elección siempre se cambia. Aquí no hay duda: el país va a cambiar con la elección, se va a transformar. La duda es qué cambios representamos. Hay cambios para bien y para mal. Represento un cambio donde se hace un reconocimiento de qué nos falta en seguridad, qué en corrupción y qué en pobreza.

Del otro lado, podemos ver qué implica el cambio, porque lo hemos visto gobernar y se nos olvida. En la época en la que Andrés Manuel (López Obrador, candidato de Morena-PT-PES a la presidencia) gobernó la Ciudad de México, una de cada tres viviendas fue víctima de un crimen, mientras que en el país era una de cada 10. Cuatro de cada 10 secuestros y cuatro de cada 10 robos en automóviles se dio en la entidad. La ciudad creció la mitad de lo que el país. En el país cayó la pobreza, en la ciudad se mantuvo igual. Hay que apostarle al cambio, pero no uno que ponga en riesgo el patrimonio de nuestras familias, la certidumbre del país. Hay que apostarle a un cambio que nos dé certidumbre.

NTR: Usted fue parte del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

JAMK: Y del presidente Calderón (Felipe Calderón Hinojosa) y del presidente Fox (Vicente Fox Quesada); 20 años ininterrumpidos en el gobierno.

NTR: ¿Qué hizo Peña Nieto que usted no haría como presidente?

JAMK: Nos quedamos cortos en el tema de la seguridad. Evidentemente no está funcionando, no le hemos dado a la gente respuesta, no hemos estado a la altura del reto, con Peña, Calderón, con Fox, porque cambió la estructura de la delincuencia y no cambiamos. No hemos estado a la altura de lo que la gente espera de su servicio público. Ha habido excepciones notables, de servidores públicos corruptos que hoy están en la cárcel, y tenemos que seguir en esa trayectoria.

También ha habido espacios que nos dan un panorama diferente. Zacatecas no tenía gas, lo que era un reclamo. Hoy, con cargo a mi gestión como secretario de Energía, hay gas en Zacatecas. Con cargo a mi gestión en Desarrollo Social, hay menos pobreza. Con cargo a mi gestión desde la Financiera Rural y en Diconsa, hay más crédito y la posibilidad de que el frijol y el chile se vendan en beneficio del productor y del consumidor.

No le sirve al país descalificar el trabajo que han hecho sociedad y gobierno cada seis años. Al país le sirve hacer un balance justo, donde reconozcamos con sentido profundo de autocrítica lo que estamos haciendo mal y, con sentido de justicia, dónde sociedad y gobierno están construyendo un mejor destino, y hay que ponerlos en ese orden porque quien construye un mejor destino es la sociedad. El gobierno juega un papel secundario y descalificar lo que la sociedad hizo y consolidó no abona en favor de lo que estamos construyendo, pero la premisa es que México se va a trasformar.

Las elecciones tienen consecuencias y las consecuencias no son para quienes estamos en la boleta, son para las familias que nos están escuchando. Poner pasado contra futuro lo primero que va a afectar es a cada una de las familias. En esta alternativa y en esta elección, lo que represento es certidumbre y estoy seguro que eso es lo que les conviene a las familias zacatecanas.

 

***

NTR: Ante esta urgencia de cambio, ante esta molestia, hay quien advierte de una posible salida autoritaria que no le convendría al país. Si llega a la presidencia, ¿a qué convocaría a sus adversarios después de la elección?

JAMK: A que construyamos un mejor país y a que lo construyamos en unidad.

NTR: ¿Y qué hacemos con el tigre?

JAMK. Voy a hacer una reflexión, porque es importante que lo pensemos.

NTR: ¿Existe ese riesgo? ¿ha pensado en el riesgo del tigre?

JAMK. No creo que exista el riesgo. Lo vemos en la práctica. Hoy vemos, por ejemplo, quién va al senado: va Nestora (Salgado García, candidata de Juntos Haremos Historia) que fue imputada por secuestro. Va Napoleón (Gómez Urrutia, postulado también por la alianza Morena-PT-PES) que está acusado y es civilmente responsable de haberle robado recursos a sus trabajadores. Hoy vemos a la coordinadora (de Morena, Tatiana Clouthier), en sus expresiones violentas, en un convenio electoral con esa expresión.

NTR: No obstante ello, ¿usted les convocaría a un acuerdo?

JAMK: No veo un país en ánimo de pleito. Lo que veo es un país en ánimo de transformarse en paz, en unidad. Además, vale la pena reconocer lo rescatable y reivindicarlo. Desde 1997, el país no tiene mayoría de ningún partido; desde 1997 se ha tenido que hacer un ejercicio de acuerdo y de diálogo entre todas las fuerzas políticas.

Hay una sola fuerza política que no ha aportado su voz en beneficio de nada. No vimos a Andrés Manuel hablar en beneficio de las víctimas de los sismos, no lo hemos visto pronunciarse en el tema de la violencia. Lo que estamos viendo en Zacatecas es una violencia que tiene que ver con secuestro, con extorsión, con narcotráfico y, cuando alguien plantea como estrategia la amnistía, o dice que la violencia hay que enfrentarla con amor y paz, no hay un buen diagnóstico de que lo que tenemos, que es una violencia vinculada con el deseo de controlar territorios y de lastimar y extorsionar a la sociedad.

Tienen consecuencias las elecciones y hay visiones muy diferentes. Lo que diría es que el 1 de julio, con esta alternativa, que es la que va a ganar, la alternativa que represento, el país va a despertar con certidumbre y con unidad.

***

NTR: Se observa la posibilidad de una elección reñida. Hay quien piensa que en tercios, muy cercanos unos con otros.

JAMK: Pienso lo mismo y la gente lo piensa igual.

NTR: La gente está tomando partido, ¿usted ya está tomando partido?

JAMK: Sí.

NTR: Había iniciado tomando distancia del PRI.

JAMK: Tomé partido por México.

NTR: Me refiero al PRI.

JAMK: Tomé partido por México haciendo equipo con el PRI, con el Partido Verde y con Nueva Alianza, haciendo un equipo que hoy sale a la calle defendiendo un legado de educación pública, de autonomía de las universidades, de instituciones, del IMSS, del Infonavit, del ISSSTE, de certidumbre y de estabilidad.

Pero no sólo estamos defendiendo un legado, estamos construyendo un futuro que le habla a las mujeres, a los jóvenes, al adulto mayor; que conoce y que le habla al campo; que le habla, en el caso de Zacatecas, a la minería y al turismo; que aporta una experiencia y una trayectoria limpia en beneficio de hacer equipo con los ciudadanos para darle un mejor destino, el México que merecemos.

NTR: ¿Terminará la campaña como candidato no afiliado a algún partido?

JAMK: Así es, así fui invitado. Eso es parte de la transformación. La trasformación empieza desde la profundidad de ser hoy un candidato que no milita, que abandera con entusiasmo a una coalición de partidos. Estamos haciendo un buen equipo y vamos a ganar esta elección.


Nuestros lectores comentan

  1. Carmela López Armenta

    Se le hincha la boca cuando Habla de López Obrador, no puede desarrollar un tema sin nombrarlo. Dice que el puntero defiende delincuentes. Él no es gobierno, en todo caso quien defiende delincuentes es él. Por Meade, César Duarte, exgoberladrón de Chihuahua no ha sido detenido a pesar de contar con varias órdenes de aprehensión y vive muy tranquilo en Estados Unidos disfrutando de la fortuna que robó al pueblo siendo gobernador. Acaso Meade cree que los mexicanos nos chupamos el dedo? Quienes defienden a los criminales son ellos. Ahí tenemos el caso del genocida Díaz Ordaz, de Luis Echeverría, etcétera. ¿Quién ordenó matar a Colosio? Que no se nos olvide.