REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Al menos 4 mil 645 personas murieron como resultado del huracán «María» y su devastación en Puerto Rico el año pasado, según un nuevo estudio de Harvard divulgado este martes, una estimación que supera en gran manera la cifra oficial de muertos del Gobierno, que es de 64, informó el periódico The Washington Post.

El estudio, publicado en el New England Journal of Medicine, descubrió que la interrupción del cuidado de la salud de las personas mayores y la pérdida de los servicios públicos básicos para los enfermos crónicos tuvieron un impacto significativo en el territorio estadounidense, mismo que cayó en el caos después de que el huracán en septiembre afectara la red eléctrica e tuviera un impacto generalizado en la infraestructura.

Según el documento, el huracán provocó también que algunas comunidades quedaron completamente aisladas durante semanas en medio de cierres de carreteras y fallas en las comunicaciones.

Investigadores en Estados Unidos y Puerto Rico, dirigidos por científicos de Harvard T.H. Chan School of Public Health y Beth Israel Deaconess Medical Center calcularon el número de muertes al encuestar a casi 3 mil 300 hogares elegidos al azar en toda la isla y al comparar la tasa de mortalidad estimada después del huracán con la tasa de mortalidad del año anterior.

Las encuestas indicaron que la tasa de mortalidad fue de 14.3 muertes por cada mil residentes desde el 20 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2017, lo que significó un aumento del 62 por ciento en la tasa de mortalidad en comparación con 2016, con 4 mil 645 muertes de más.

«Nuestros resultados indican que el recuento oficial de muertes de 64 es una subestimación sustancial de la verdadera carga de la mortalidad después del huracán María», señalaron los autores del estudio.

Las estimaciones oficiales de la muerte provocaron fuertes críticas por parte de expertos y residentes de la isla, mientras que el nuevo estudio criticó los métodos de Puerto Rico para contar a los muertos, además resaltar la falta de transparencia en el intercambio de información, debido a que afecta la planificación ante futuros desastres naturales.

Derivado de los resultados, señaló el periódico estadounidense, los autores pidieron a pacientes, comunidades y médicos de Puerto Rico desarrollar planes de contingencia para desastres naturales, para así evitar resultados similares a los de «María».

El huracán causó daños por 90 mil millones de dólares, convirtiéndose en el tercer ciclón tropical más costoso en Estados Unidos desde 1900, indicaron los investigadores al medio.

Más de ocho meses después de que «María» devastó Puerto Rico, la lenta recuperación de la isla se caracterizó por la persistente falta de agua, una red de suministro vacilante y la falta de servicios esenciales, los cuales han puesto en peligro la vida de muchos residentes que han estado luchando para recuperarse, especialmente enfermos y aquellos en áreas remotas, algunos de los cuales fueron los más afectados en septiembre de 2017.

El Post resaltó que el conteo de víctimas mortales en tales desastres naturales es siempre una tarea difícil, incluso en circunstancias ideales; en Puerto Rico, por ejemplo, se vio obstaculizado por numerosas fallas sistémicas, y lo que los investigadores de Harvard encontraron fue un método complejo para certificar las muertes en San Juan.

Los investigadores observaron que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades informaron que las muertes podían atribuirse directamente a tormentas como «María» si son causadas por fuerzas relacionadas con el evento, desde escombros hasta la pérdida de servicios médicos; en la isla tales muertes continuaron originándose meses después.


Los comentarios están cerrados.