MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Las plantas tratadoras instaladas en el municipio están en pésimas condiciones y cerradas porque el ayuntamiento carece del personal para su mantenimiento.

Pese a ello, año tras año se solicita a la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) para que construya nuevas plantas tratadoras sin que hasta el momento se tenga respuesta a estas peticiones.

En la comunidad del Baluarte ahí tienen una planta tratadora, pero desde hace cinco meses no está en servicio porque el personal que fue capacitado para atender el lugar se fue porque no les pagaban los habitantes por el servicio, ahora no hay quien atienda este lugar.

En este espacio las condiciones son deplorables, dado que la gente arroja basura y hasta animales muertos en lo que fueron las pilas para tratar el agua.

En lo que respecta a la tratadora de la colonia Ramón Amaro esta no da servicio a la población debido a que el caudal del agua no está a cien por ciento.

De tal forma que al no contar con el abasto necesario para su funcionamiento no existen condiciones para que pueda iniciar operaciones de manera regular y, de acuerdo con versiones oficiales, no existen condiciones para su habilitación

En tanto, la Planta Tratadora Oriente no trabaja, incluso se planteó la posibilidad de concesionarla a la empresa Fresnillo PLC para que la trabajara y hasta el momento no hay ni un convenio ni avance en las negociaciones.

Solicitan  infraestructura

Los habitantes de la comunidad Rancho Grande explicaron que desde hace años han pedido el apoyo de los funcionarios para que construyan una planta tratadora, pero estos hacen caso omiso.

En esta localidad está obsoleto el drenaje, el cual pasa por la avenida principal de la comunidad y va a dar hasta el río Aguanaval; las autoridades lo saben, pero nunca les hacen caso.

El delegado de esa comunidad afirmó: “administraciones van y vienen y nadie nos quiere ayudar en ese problema, pese a que existe una gran contaminación de aguas negras, mal olor y el mal aspecto en la localidad”.

Por otra parte, Julián Méndez Caldera, delegado de la comunidad Río de Medina, aseguró que las autoridades nunca han querido cooperar con ellos, “no tenemos ningún apoyo por parte de ellos”.

La comunidad tienen más de 100 años y siempre se le ha pedido a las autoridades para que construyan la planta tratadora, pero nunca la han querido construir.

El mal olor y las aguas negras contaminan el medio ambiente, el río se sigue contaminando y “nadie es para decir yo le entro, vamos a trabajar, al contrario, siempre nos han dejado solos”, aseguró el delegado de esta localidad.

Otras comunidades se encuentran en esa misma dinámica, no sólo tienen aguas contaminadas, pues la basura llega a sus parcelas, ríos y nadie puede evitarlo, por ello es necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto y busquen alternativas de solución.

En la comunidad San José de Lourdes se construye una planta tratadora, el delegado Roberto Cervantes García dijo que la obra será entregada en noviembre, en la que se invierten 3 millones de pesos.

Por años los habitantes de esta localidad han padecido la contaminación de gases, del agua putrefacta y de olores fétidos que hay en el medio ambiente.

Los habitantes de esta localidad tienen fe de que la planta tratadora les resolverá muchos problemas de contaminación que hay en el río Aguanaval.


Los comentarios están cerrados.