ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- En acuerdo nacional, concesionarios y choferes de unidades de taxi protestaron por la “exigencia de no a la piratería”, refiriéndose así al servicio que presta la plataforma Uber desde septiembre de 2016 en la capital, y piden ya no se permita su función y tránsito ilegal.

A pesar de que el año pasado, concesionarios taxistas pidieron al estado que regulara el funcionamiento de la plataforma digital, para generar condiciones que garantizaran el trato equitativo, tanto para los choferes de Uber como para los taxistas zacatecanos, este lunes se plantaron fuera del Congreso del Estado para exigir que “ni se regule, ni negocie con la plataforma, sólo se les retire de Zacatecas”.

Salvador Maldonado Trejo, líder del movimiento independiente de taxistas en Zacatecas, expuso que a más de año y medio de que entró en función el servicio Uber, ha presentado graves daños para el gremio taxista, disminuyendo en gran cantidad sus viajes y afectando el patrimonio de cientos de familias ante este desbalance.

Enfatizaron que ahora no sólo compiten con Uber, sino con personas que abusan de este servicio para hacer sus viajes por afuera de la plataforma proporcionando sus números personales, y esto se ha observado en la capital, Apozol, Tlaltenango y Juchipila, así como el uso de moto taxis en los Cañones.

Puntualizó que si bien la plataforma ha crecido por el servicio que ofrece, a los concesionarios no se les apoyado por el gobierno para mejorar sus unidades y estar a la par con la competencia.

“Sabemos que su servicio es bueno, pero la verdad nos está pegando bastante en todo el país. Tan sólo aquí en el estado, lo que nos ha costado crecer a los taxistas en 40 años, Uber ya lo hizo en dos años”, sentenció.

El movimiento a nivel nacional, en el que participan 26 estados, se presentarán tres peticiones, que la concesión se haga patrimonio familiar, para ser heredada y no se pierda o se entregue a otros.

La segunda es que cuando se entreguen concesiones sean para los verdaderos trabajadores del volante, y, finalmente, que se criminalice a quien preste el servicio público de taxi en particulares, como lo hace actualmente Uber en la entidad.

Al referir que herramientas como el taxímetro son obsoletas, además de que pueden ser truqueadas para hacer mal uso y cobros mayores, destacaron que buscarán las unidades taxistas del estado se unan a la aplicación Nekso, una plataforma que mide las distancias para dar un precio justo y que estaría conformando la base de información de los choferes.

“No le tenemos miedo a las plataformas ni a la modernidad, tenemos que estar a la altura y para eso es la plataforma Nekso”, puntualizó.

En el Congreso fueron atendidos por la diputada Guadalupe González Martínez, presidente de la Comisión de Comunicación y Transporte, quien prometió apoyar a los integrantes del movimiento, a quienes pidió, en primera instancia, presentar una denuncia formal para dar seguimiento.


Nuestros lectores comentan