FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

AVENTURAS DEL VIEJO OESTE (3) – Esta es una de tantas historias que no pudieron llegar al cine por falta de presupuesto (con música de Ennio Morricone)

 

El alguacil Glenn Thompson estaba preocupado. A pesar de su amplia experiencia, se encontró con la resistencia de algunas tribus para instalar las casillas en la elección del nuevo alcalde. “Pues estos cabrones no quieren casillas. Ya les expliqué la importancia de la elección, pero son necios”, dijo a su ayudante. “Me salió el jefe con que: ‘Yo gran jefe de tribu, no permitiré que lleguen con sus cochinadas de propaganda a llenar de basura nuestros bosques’. Pinche viejo mamón”, siguió diciendo.

El alcalde, llegó a la comisaría para preguntar al alguacil sobre las pláticas con las tribus. Glenn narró pausadamente cada entrevista, cada pregunta, cada respuesta, cada gesto de los jefes de las tribus. “Eso es grave. Si no instalamos las casillas en esas localidades, estará muy difícil hacer trampa, perdón, hacer la elección para que gane nuestro candidato. ¿Ofreció a las tribus despensas y licor?”, preguntó el alcalde. “Hasta les ofrecí ponerles un Table Dance, como el que usted tiene. Pero me mandaron a la chingada”, respondió Glenn.

Al día siguiente, el alcalde informaba al consejo sobre los avances del proceso electoral. “Ustedes saben que este es un proceso democrático. El pueblo elegirá a mi sucesor sin trampas ni nada por el estilo. Aquí los candidatos lo saben ¿no es así?”, dirigió su mirada a los tres candidatos presentes. El más joven interrumpió y dijo: “Pues la verdad es que se ha permitido que se haga toda serie de trampas. A guisa de ejemplo, vean ustedes allá en las montañas”, abrió la cortina y a lo lejos se veían unas diminutas volutas de humo. “¿Lo están viendo? Esos indios de Macuspana están diciendo que soy un transa de primera, y me están mentando la …”, calló repentinamente cuando se dio cuenta que todos se reían de él.

“Bueno mi estimado candidato, eso es lo que usted entiende y por algo será. Lo que dice ahí según aquí mi traductor es VOTA POR EL MEJOR que, sin lugar a duda, soy yo. Así que no se esponje y atienda la importancia de la reunión. Yo me propongo a hablar con las tribus y pedirles permiso de poner las casillas en esos lugares. Mi amigo Toro tiene ascendencia con ellos y le será fácil convencerles de que la democracia somos todos”, dijo el candidato André Lupin.

“Ya lo ven señores, esa es la Mafia del Poder, a mí me atacan con todo y a él le permiten hasta que hable con las tribus. Yo propongo que vaya un representante de cada candidato. Aquí Chucho Mayor será el mío”, dijo dirigiéndose al tercer candidato. “Pues yo propongo al alcalde que habla varias lenguas, así la cosa será pareja”, respondió. Y así, se decidió una reunión con los jefes de las tribus para convencerles de la importancia de instalar los centros de votación en sus territorios.

“No sé para qué tanta insistencia de que haya casillas ahí; esos güeyes ni hablar saben. Deberíamos mandar a la caballería para que los borre del mapa. El libre comercio no se puede desarrollar de manera armónica con esas tribus que creen que son dueños de sus tierras. Ya les eché el ojo para crear naves industriales y explotar el crecimiento de nuestra nación. Dile a Barreiro que necesito hablar con él para arreglar algunos negocios”, ordenó el candidato joven a uno de sus ayudantes. Barreiro y el candidato platicaron varias horas, mientras tomaban una botella de whisky. Nunca se dieron cuenta que alguien los escuchaba tras la ventana.

Días después se celebró la reunión con las tribus y se decidió establecer los centros de votación, todos llegaron menos el representante del candidato joven. “¿Qué pasó con Chucho Mayor?”, preguntó a la comitiva que bajaba de la carreta. “Pues la mera neta mi estimado, los chichimecas le cortaron la cabellera. Se enteraron de que, usted dijo, iba a expropiar sus tierras para hacer naves industriales y revenderlas a precios altos. Y mejor le sugerimos que se pinte de aquí, porque le quieren cortar algo y no es la cabellera. Pinche transa”, dijo el alcalde entre risas.

¡A LOS TRANSAS SE LES CAE EL…PELO!

 

 


Deja un comentario