ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Trabajadoras docentes y administrativas de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) Unidad 321 Zacatecas descalificaron la supuesta violencia de género que expresó la directora Teresa Cabral Fernández.

Afirmaron que es ella la que ha generado este actuar dentro de la institución, con actitudes y expresiones despectivas hacia las mujeres, y en lo laboral, siendo irresponsable a los trabajos continuos de la universidad.

Luego de que trabajadoras elaboraron un documento, que fue firmado por al menos 12 mujeres, en el que exponen tratos arbitrarios por parte de la directora, con objeto a menospreciar o parar sus actividades laborales, precisaron algunos hechos que han generado nuevos problemas en la institución.

Luz María Villa Cisneros, coordinadora de la Mesa en Educación Básica, detalló que si bien la directora está a días de cumplir un año al mando, no tiene buena comunicación ni empatía con las áreas, no hay una orientación para efectuar el trabajo y, por el contrario, se observan sólo manejos irresponsables.

“Si hemos tenido una reunión a lo largo del año, es mucho, como equipo, ya ahí indica que la comunicación o integración de la directora es nula”, sentenciaron.

“Como mujer, que ella te niegue, te desmienta lo que es tu trabajo, y además realice señalamiento de que no le gusta lo que se está realizando, pero no oriente a cómo hacerlo, es un desencanto de alguien que ni motiva, ni guía. Más nos somete a su forma de ser, completamente arbitraria”, agregaron.

Por su parte, Lucía Valle López, encargada del Área de Titulación, expresó que desde el primer día que Cabral Fernández asumió el cargo, ella sintió en su área laboral que la directora no respondía a los llamados de trabajo.

“Tenía que hacer el trámite para el registro de firma de la directora, ante la Dirección General de Profesiones, y yo le pedí copia de su nombramiento para hacerlo. No me contestó, me ignoró sin ni siquiera voltearme a ver. Yo insistí porque el trámite es en beneficio de los alumnos y no contestó”, expuso.

“Pasó el tiempo y la maestra nunca hizo caso, hecho que afectó mi trabajo y alumnos, pues todos los alumnos que se titularon y egresaron en 2017, tanto en programas de licenciatura y maestría, no han tenido sus documentos, y fue por la falta de responsabilidad de Teresa Cabral, por su negligencia”, aseveró.

Puntualizó que en este tema, hay varios alumnos que presentaron su examen de oposición, y no les han dado plaza por el retardo de los documentos mencionados.

Otras trabajadoras más se unieron al reclamo, quienes manifestaron puntos como violencia laboral y presión psicológica, denostación del trabajo realizado, ocultamiento de documentos oficiales y negación de hechos, así como sometimiento violento.


Nuestros lectores comentan