SOLÍN

Cuentan las malas lenguas que, en su “cerrojazo” de campaña en Zacatecas, el Peje Andrés Manuel López Obrador vino, vio… y se dio cuenta de que no llenó la Megavelaria de las instalaciones de la feria, por más que intentaron llevarle acarreados en camiones, camionetas y a pie. Ni poniendo sillas a su alrededor se logró llenar el recinto.

Muy a pesar de lo que pregonan sus fieles apóstoles, el tabasqueño no reunió la cantidad de gente que muchos esperaban ver ahí, y por más que se desgañitaba en presumir a sus candidatos locales, en realidad les costó “prender” el ánimo popular. Dicen los chismosos que, en realidad, la verdadera acarreada se verá el 1 de julio. ¿Será?

 

TROGLODITAS

Pero lo que puso más sabor todavía al evento de López Obrador, cuentan los lenguas largas, fue el increíble y craso error de poner como “guardias de seguridad” a una sarta de gorilas que, además de entorpecer el evento en sí mismo, ¡no fueron capaces de reconocer ni a quienes iban a subir al escenario!

Ahí tienen, por ejemplo, que esos gorilas no dejaban subir a la mismísima Tatiana Clouthier, y a otros más de sus candidatos, porque “no los conocían”. Pero bien que estuvieron a sus anchas para repartir codazos y empujones, hasta que alguien llegó a poner algo de orden. De que la perra es brava, dicen, hasta a los de casa muerde. ¿Así será si gana?

 

HÁGANSE…

Un muy raro problema aqueja a la coalición Por México al Frente, donde están incluidos el PAN, el PRD y el Movimiento Ciudadano, pues ya quedó visto que su único fin es obtener el poder por el poder, sin importarles ideología alguna ni camino en común. Todos tienen trazado un camino diferente.

Entre los que defienden la vida (del PAN), los que defienden el aborto (del MC), y los que ya no se sabe qué defienden (del PRD), nomás confunden al electorado y, lo más seguro –dicen los chismosos electoreros– es que la gente acabará votando por quien menos esperan esos partidos. Se hacen… tontos ellos solitos.

 

LA LANA

De plano ya se vio que, en asuntos de dinero, los diputados locales se pintan solos para moverlo de un lado a otro y, por supuesto, aprovecharse de la mejor manera para que no se note que lo suyo, lo suyo, lo suyo… no es el interés, sino el capital. De que van por todo, van por todo lo que se pueda.

Y es que ayer, que supuestamente resolverían el tema de que les dieran las llamadas  “herramientas legislativas” a los diputados suplentes por los meses que no las habían recibido, pues de manera muy elegante simplemente le dieron cerrojazo y carpetazo al asunto. Las herramientas, dicen en voz baja en el Congreso, ya se las repartieron entre todos…


Los comentarios están cerrados.