REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Cd. de México.- El uso de cannabis medicinal para tratar a pacientes con dolor crónico o para brindar cuidados paliativos a enfermos terminales podría ayudar a disminuir el consumo de opioides, señaló María Fernanda Arboleda, investigadora de la clínica Santé Cannabis de Canadá.

La especialista indicó en entrevista que realiza un estudio en la Universidad de McGill de Montreal para determinar si el cannabis mejora la calidad de vida de los enfermos sin cura.

La investigación consiste en prescribir cannabis inhalado a 946 pacientes con cáncer avanzado durante cuatro semanas.

“(Queremos) ver si hay una disminución en los otros medicamentos que el paciente está tomando, como son los opioides; si hay un impacto en el estado de ánimo, en la parte cognitiva, y ver si hay un impacto fármaco-económico también”, explicó de visita en el País para participar en un foro.

Expuso que 19 estudios preclínicos han arrojado que el cannabis medicinal puede tener un efecto ahorrador de opioides.

Estos estudios son importantes, destacó, porque actualmente se vive una crisis de opioides a nivel global. Se estima que cada día mueren en EU 90 personas por sobredosis con opioides; mientras que en países como México la crisis consiste en que los enfermos terminales y los pacientes con dolor tienen poco acceso a estos fármacos.

“El cannabis es una herramienta para ayudar a controlar diferentes síntomas, no pretendemos curar sólo con cannabis ni reemplazar ni quitar otros medicamentos. A veces podemos lograr que con cannabis se disminuyan las dosis de otros medicamentos como opioides”, aclaró.

Arboleda subrayó que el cannabis medicinal, como una opción más para dolor y cuidados paliativos, podría beneficiar a millones de pacientes en el futuro, debido al envejecimiento poblacional.

“La población está envejeciendo a nivel mundial y la cantidad de pacientes que en los años por venir va a sufrir de dolor crónico se va a incrementar.

“También habrá cada vez más sobrevivientes de cáncer, quienes tienen dolor de por vida después de su tratamiento de quimioterapia”, puntualizó.

A la fecha, detalló la investigadora, se ha comprobado que el cannabis funciona para controlar la ansiedad, el insomnio, la falta de apetito, el dolor neuropático en pacientes con diabetes, fibromialgia y para diminuir el dolor en enfermos de cáncer.

“El cannabis tiene un impacto para controlar estos síntomas, no solamente físicos, sino también emocionales”, afirmó.


Los comentarios están cerrados.