SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

Comerciantes, ubicados en el perímetro del mercado de la calle Guerrero, denunciaron a Genaro Valerio, quien se autodenomina líder de tianguistas y comerciantes, por agredirlos física y verbalmente. Aunque este conflicto existe desde hace más de 20 años, el ayuntamiento no puede intervenir.

La disputa por la propiedad se originó en 1996, cuando el entonces gobernador del estado, Ricardo Monreal, otorgó 14 locales para evitar que la zona se convirtiera en un fraccionamiento.

De esta manera, quienes hoy se ostentan como propietarios poseen recibos con fecha de 1999, en los que mensualmente depositaban 8 mil pesos a la Secretaría de Finanzas (Sefin), pago que dejó de realizarse hace 10 años, ya que las administraciones municipales posteriores alertaron sobre la situación ilegal de la propiedad.

Desde la administración de Ricardo Monreal, Genaro Valerio pidió a los comerciantes que se integraran a su asociación civil sin fines de lucro para obtener más beneficios de sus locales.

Por su parte, los comerciantes se negaron en repetidas ocasiones a formar parte de la organización y, como medida de presión, se bañaron con pegamento los candados de los comercios y se colocaron camionetas para evitar el paso de peatones y exhibición de mercancías.

“Lo que quiere él es apropiarse de los locales […] le tenemos miedo a un enfrentamiento […] le hemos pedido al ayuntamiento que intervenga”, declaró Yolanda Salinas Ponce, locataria.

Actualmente las ventas no logran superar los 80 pesos por día, situación que afecta gravemente a los vendedores.

Ante esta problemática, el ayuntamiento decidió intervenir, ya que hay denuncias ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) por agresiones físicas a quienes se niegan a abandonar sus negocios.

Autoridades del Departamento de Plazas y Mercados confirmaron que la zona está en litigio, sin que hasta el momento ninguna de la partes involucradas se pueda declarar propietaria, irregularidad que les impide iniciar un desalojo o un proceso de escrituración.

Guillermo Briones, responsable del Departamento de Plazas y Mercados, comentó que en diversas ocasiones ambas partes en conflicto acudieron en busca de alguna solución, pero “los arrebatos e insultos no les permiten terminar con el problema”.

De esta manera, hasta el momento únicamente se pidió a la Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad (DTTYV) que interviniera para el retiro de vehículos estacionados al interior, pero como se considera este espacio un estacionamiento público no se puede hacer nada.

Durante una mesa de dialogo sostenida entre ambas partes, Genaro Valerio aseguró poseer la documentación que lo ostenta como apoderado de los locales, documentación que al momento de pedírsela no pudo entregar, ya que “no la tenía a la mano”.

Asimismo, acompañado por sobrinos y hermanos que ocupan la planilla de la asociación, afirmó que su asociación, integrada por más de 500 comerciantes, según el quejoso, está plenamente constituida.

Lamentablemente el diálogo se salió de control y generó un enfrentamiento entre autoridades municipales e integrantes de la asociación de los locatarios, quienes los tacharon de mentirosos y corruptos.


Los comentarios están cerrados.