NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. El Departamento de Protección Civil del municipio tiene detectadas al menos nueve fincas que están en riesgo de derrumbe ante el deterioro que sufren y, algunas de éstas, tienen valor histórico, pero no existe la posibilidad de restaurarlas sin la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Gerardo Carrillo Luna, titular de Protección Civil municipal, reconoció que las nueve fincas representan un riesgo inminente para la población.

Informó que en este momento están en busca de más edificios abandonados que estén en peligro de colapsar, derivado de la temporada de lluvias.

Advirtió que la zona donde existe la posibilidad de que se vengan abajo algunos edificios es en el centro de la ciudad, aunque hasta el momento no tienen determinado el número de fincas en malas condiciones.

Por otra parte, Juan Muñoz Nájera, coordinador operativo de Protección Civil, consideró que las fincas de mayor peligro para la ciudadanía son dos, las cuales se ubican entre las calles Suave Patria y Juan de Tolosa, así como las calles De la Luz y Plateros, mismas que han sido acordonadas para disminuir el riesgo.

Asimismo, reiteró que se han presentado los dictámenes al INAH, ya que se requiere una resolución.

Cabe mencionar que en 2017 la corporación detectó al menos 20 fincas en mal estado, pero se ha reducido el número, debido a la demolición necesaria de algunas de éstas.

 

Fincas en mal estado
La vivienda ubicada en la calle José María Vázquez 225 requiere ser demolida inmediatamente, pues luego de realizar el dictamen estructural los muros presentan daños que comprometen a todo el lugar; sin embargo, requieren la opinión del INAH antes de actuar.

En esa misma calle existen dos fincas más marcadas con el 227 y el 229, donde se requiere apuntalar muros, acordonar la zona y proteger las paredes en la parte superior con membrana impermeable de polietileno, detalló el titular de Protección Civil municipal, Gerardo Carrillo Luna.

Enfatizó que estas viviendas pueden ser rehabilitadas, pero se necesita un proyecto estructural y de restauración del inmueble autorizado por el INAH.

Mientras que en la calle 21 de Marzo 23, es necesario que la finca se derribe, ya que los muros presentan daños irreversibles.

El titular de Protección Civil pidió, mediante un dictamen, que en la finca ubicada en la calle Emiliano Zapata 106 se sujete la cornisa con malla de acero, lo anterior debido a que existe riesgo de desprendimiento, además de que se tiene que colocar en la parte superior una membrana impermeable de polietileno para evitar la humedad.

La vivienda ubicada en la calle 2 de Septiembre 106, de la colonia Venustiano Carranza, presenta daños, por lo que se pidió la demolición. En la calle Morelos 113 se pidió a los dueños apuntalar techos, sustituir vigas dañadas, consolidar muros, retirar techos dañados con deflexiones excesivas.

En la misma situación están en las casas de la calle Andrés A. Farías 6 y de la calle Artículo 123, en el centro de la ciudad, donde se debe apuntalar muros y acordonar la zona.

 


Los comentarios están cerrados.