FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

AVENTURAS DEL VIEJO OESTE (6)

Esta es una de tantas historias que no pudieron llegar al cine, por falta de presupuesto (con música de Ennio Morricone).

Varias tribus se habían enfrentado. A pesar de los intentos por apaciguarlos, ninguna autoridad en el viejo oeste había podido poner fin a la sangrienta lucha. “Los Chuchos”, “Los Bejaranos”, “Los Galileos”, “Los Amalios”, encontraban cualquier pretexto para agarrase a madrazos con lo que tuvieran a la mano.

Varios grupos de carapálidas habían capitalizado esta división pues, bajo promesas, habían logrado el apoyo de algunos de esos grupos. Por ejemplo, “Los Chuchos” habían firmado el “Pacto de Arroyo Hondo” y a cambio se les concedieron espacios en la administración del pueblo y el acceso a los programas sociales.

Otros grupos, los llamados liberales, se habían unido a la oposición. Desde ahí presionaban a la autoridad para obtener algo a cambio, pero era una oposición dócil cuya frase más conocida era: “Asústalos y sácales algo. Eso es negociación”. De esa manera se comportaban, ante el encabronamiento de otros grupos más radicales que seguían viviendo en las montañas quienes, a la menor provocación, atacaban las diligencias que se acercaban a sus territorios. “El mejor carapálida, es el que no tiene cabellera. Y el mejor indio agachón, es el que se lleva un putazón”. (Esta parte del argumento debe revisarse, pues no convence al productor).

Previo al proceso electoral para elegir alcalde, algunos grupos de indios afines a los grupos del poder comenzaron a acomodar sus alfiles para apoyar a los candidatos designados por los carapálidas. Ricky “Todo Terreno” Anakin se sentía complacido por el apoyo de la tribu de los “Chuchos” a los que había vendido la idea de que el era la única opción verdadera de cambio. “Mi querer que indios tengan vida cómoda y que en sus mesas haiga comida. Para ello mi necesitar apoyo y muchos votos. Les prometo, que los voy a tratar como si fuéramos iguales”, les había dicho.

El jefe “Chucho Sentado” había consentido en apoyarlos. “No preocupar carapálida, tener votos para ganar. Y te encargo un terrenito para una choza que pretendo tener”. Otro grupo, había reiterado su apoyo a Joe “Rostro Alegre” Mit a cambio de dinero, puestos el gobierno y contratos en las minas y ferrocarril. “Mi darles lo que quieran, haiga sido como haiga sido. Me dan les doy”, ofreció. “Tu darnos y nosotros te damos. Sin albur.”. (El productor señala que este diálogo puede mejorar).

Los rebeldes en las montañas estaban decididos a ganar a como diera lugar, la guerra contra sus enemigos carapálidas y los traidores de su raza. “Nosotros, gran pueblo Macuspana, no nos vendemos a quienes nos han madreado” (traducción más o menos literal). Nosotros ser libres. Como nuestros antepasados. Como Juárez, como Madero, como Cárdenas” (el productor señala que se pongan nombres de próceres norteamericanos). Si quieren seguir haciendo sus marranadas, nuestras flechas atravesarán el cielo para clavarse en sus almas de demonios”, había dicho en la asamblea el gran Jefe Peje.

(El productor solicita que haya muchas escenas de enfrentamiento entre los grupos. Cientos de flechas e incendio de cabañas).

El enfrentamiento entre los grupos fue sangriento. Cuerpos tirados en el campo, cabañas incendiadas. Los grandes jefes, escondidos para evitar ser heridos, habían acordado solicitar una tregua, para acordar los términos del fin de las hostilidades. Un gobierno plural, modificación de leyes, disminución de los impuestos, fin de los gasolinazos. (El productor al borde del infarto, le dice al argumentista y al director, que el guion está interesante, pero que haya cambios porque más bien parece que están haciendo un panfleto de las elecciones mexicanas).

“Si hay cambios, hay lana. Además, faltan canciones y algo de sexo, eso siempre vende”. Todos de acuerdo, la película se rodará en unas semanas.

¡MERECEMOS UN GOBIERNO DIFERENTE ¿QUÉ NO?!

 

 


Los comentarios están cerrados.