ALBERTO CHIU | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO CHIU | NTRZACATECAS.COM

A estas horas, prácticamente ya todos los alumnos, de todas las escuelas, desde la educación básica hasta la superior, habrán salido de vacaciones y se disponen a pasar un buen periodo de descanso, ya sea en casa o en algunos casos de viaje con la familia. Y en estos días próximos, seguramente también se estará entregando la mayoría de las constancias de mayoría a quienes resultaron triunfadores de la elección por voluntad popular.
Para ellos, en cambio, sería lógico pensar que no necesariamente viene un periodo de vacaciones, sino de arduo trabajo ante lo que dentro de un par de meses se convertirá en una realidad, al asumir los cargos por los que compitieron. Sí, tal vez se tomen un par de días de descanso tras las campañas, pero la labor que tienen frente a sí les exige –así como lo hace también la ciudadanía– que desde ahora se pongan a trabajar, a prepararse.
Aunque se supone que a la elección debieron haber llegado preparados –tanto por si ganaban como por si perdían–, es tristemente común que quienes lograron la mayoría de los votos todavía no tengan afinados ni sus programas de trabajo ni sus estrategias de corto y mediano plazo para cuando asuman el cargo, y es por eso que éste es el momento en que deberían ponerse las pilas, si es que quieren empezar a dar resultados a la ciudadanía desde el primer momento en que entren en funciones.
Así, los presidentes municipales y diputados electos, por ejemplo, ya podrían estar iniciando sus reuniones de trabajo interno con sus equipos de trabajo y gabinetes, a fin de darle forma a su respectiva labor legislativa y de gobierno, porque a estas alturas ya no está la ciudadanía dispuesta a aguantar ni improvisados ni ocurrencias del momento.
¿Qué fue lo que prometieron en campaña y cuánto de ello podrán cumplir a cabalidad en el tiempo que les corresponde? ¿Con cuántas personas hicieron compromisos que podrán o no solventar? ¿Saben ya de qué respaldo presupuestal dispondrán una vez que inicien su administración o su legislación? ¿Ya vieron con qué proyectos inconclusos de las administraciones que terminan tendrán que cargar para llevarlos a su fin o, en su defecto, hacerlos a un lado?
Son sin duda muchas las preguntas que deberían estar haciéndose desde ahora, y muchas más las posibles vías de solución que tienen que delinear para los distintos escenarios a los que se enfrenten. Incluidos, por supuesto, aquellos en los que quienes les antecedieron en el cargo les dejaron, por ejemplo, las arcas vacías, proyectos inconclusos, compromisos de obra, contratos firmados, laudos legales por cumplir, etcétera.
Y tendrán que ponerse también a revisar concienzuda y fríamente qué pasará con todos los empleados actuales tanto de la Legislatura como de las administraciones municipales, y resolver congruentemente si harán cambios en plantillas, adelgazamientos de nómina, negociaciones sindicales, y muchos otros más factores que, sin duda, también tendrán incidencia en sus propios intereses una vez que se sienten en la silla que tanto buscaron.
A la ciudadanía, por supuesto, le gusta pensar que una vez que se hacen los cambios de diputados y de presidentes municipales viene un periodo de ajustes, de acomodo de “los nuevos” funcionarios y servidores públicos, pero también le gusta pensar que ese periodo es relativamente corto, y que no deberían enfrentar mayores problemas para “aclimatarse” a las nuevas responsabilidades.
Ojalá que efectivamente todos los ganadores de la elección estén pensando en ello y poniendo manos a la obra. En NTR Medios de Comunicación, también entramos en un –quizás inmerecido– receso de las páginas editoriales, pero con el compromiso de también aprovecharlo para prepararnos a lo que viene, con el claro fin de seguir nuestra línea editorial y ofrecerle, como siempre, un periodismo crítico, veraz y objetivo. De modo que le invitamos a seguir con nosotros a través de nuestras distintas plataformas, y aquí nos veremos de nuevo el próximo 13 de Agosto… o antes, de ser necesario.


Nuestros lectores comentan

  1. VA A SER NECESARIO. EN ESTE PERÍODO CRUCIAL EN LA VIDA NACIONAL Y LOCAL, NO SE JUSTIFICA EL ABANDONO DEL ANÁLISIS CRÍTICO DEL ACONTECER DIARIO. LO QUE NO SE DIGA HOY, NO TENDRÁ SENTIDO RETOMARLO MAÑANA.

    Responder
  2. CON TODO RESPETO, LA ABSTENCIÓN DE PUBLICAR ESPACIOS EDITORIALES, POR MÁS DE UN MES, EN ESTE PRESTIGIADO MEDIO DE COMUNICACIÓN SOCIAL, PUDIERA INTERPRETARSE COMO UNA CONSECUENCIA MÁS DEL RESULTADO ELECTORAL DEL PASADO DOMINGO PRIMERO DE JULIO, HECHO QUE NO PASARÍA DESAPERCIBIDO EN EL CONTEXTO INFORMATIVO NACIONAL; CABRÍA TAMBIÉN LA CONJETURA DEL REPLANTEAMIENTO DE LA PROPIA VIABILIDAD DEL MEDIO INFORMATIVO LO QUE IMPACTARÍA A FUTURO EN LA COMERCIALIZACIÓN DE SUS ESPACIOS PUBLICITARIOS Y POR OTRA PARTE LOS REPORTAJES O LA FORMACIÓN DE OPINIÓN PÚBLICA, SIN DUDA SERÁN CUBIERTOS POR OTROS MEDIOS ELECTRÓNICOS AL ALCANCE DE LA CIUDADANÍA DEMANDANTE DE INFORMACIÓN CONFIABLE Y ÁVIDOS DE DESPLAZAR A LOS MEDIOS IMPRESOS. CUANDO DECIDIERON DENOMINAR “DIARIO” A SU MEDIO INFORMATIVO, ESTABAN CONSCIENTES DE QUE EL ESFUERZO PARA ESTABLECER CONTACTO ENTRE EL EMISOR Y EL RECEPTOR DE LA NOTA O COMENTARIO SE CONQUISTA DÍA A DÍA..

    Responder

Deja un comentario