FLOJONAZOS
Todo parece indicar, dicen los chismosos de Palacio, que la más reciente ocurrencia –aunque no la última, seguramente– de los genios y las genias de la oficina de Comunicación Social del gobierno, es hacer una “invitación oficial al chacaleo de las notas”, convirtiendo entrevistas “exclusivas” del góber Tello en boletines de prensa.
Para los medios de comunicación medianamente dignos –digamos–, que otros agarren la entrevista que les dio el mandatario “en exclusiva” y la distribuyan “oficialmente”, es una práctica bastante poco elegante, poco seria, poco ética, y por supuesto que nada decente. Pero así se las gasta porque no saben hacer su propia chamba… o les da flojera.

ENCAPSULADO
Por cierto que, ahora que sus comunicólogos genios y genias lo andan “paseando” por los medios de comunicación para que responda cualquier cantidad de banalidades, no faltó el ciudadano aguzadillo que notó –y recordó con desconfianza– que ¡hace mucho que el góber Tello no da una audiencia ciudadana!
Ahí está que de aquél “gobernador de las audiencias” ya nada se sabe, y al parecer más bien ya se convirtió (o lo están convirtiendo) en el “gobernador escondido de la gente”, y supuestamente hasta ponen de pretexto que él no tiene tiempo de estar atendiendo a Juan de las Cuerdas nomás porque no tiene agua en su casa. ¿Ya lo encapsularon?

EL PROFE
Cuentan las malas lenguas de la sede estatal del tricolor, que a su dirigente, Felipe Ramírez Chávez, se le salió el “modo profe” en una de sus recientes conferencias de prensa, porque hasta se burló tras la sonora derrota electoral diciendo que ahora el PRI se dedicará “a enseñarle a los morenos cómo gobernar”.
Obviamente, más de tres que lo escucharon pensaron para sus adentros que “Dios guarde la hora”, sobre todo cuando Ramírez Chávez justificó que ellos tendrían que decirles cómo, que porque los de Morena “nomás saben hacer manifestaciones”. Claro, habrá que esperar a ver cuánto más dura en el cargo el profe, como para tener tiempo de “enseñar”.

ALONSISTAS
Y es que mientras Felipe Ramírez anda con semejantes disfiguros partidistas, trascendió que el ahora reconocido como “priísta ganador”, y quien supuestamente tiene la “autoridad moral” por haber triunfado en su elección, el mismísimo José María Chema González Nava, ya está organizando la salida de Felipín.
El objetivo, dicen los chismosos, es tomar en sus manos el PRI proponiendo como carta fuerte a la dirigencia a Carlitos Peña Badillo, con lo que se confirmaría la versión de que el llamado alonsismo buscaría regresar al poder. ¿Y qué piensan de eso los “viejos priístas”? Pues hasta ahora, parecen estar muy calladitos… ¿le dejarán el plato servido a Miguel Alonso?


Nuestros lectores comentan