Cd. de México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo un llamado a autoridades de los países del Triángulo Norte de Centroamérica a unir fuerzas para combatir la separación familiar de migrantes en Estados Unidos.

Este fin de semana, el Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, acudió al estado de Texas, donde se reunió con los cónsules de Guatemala, Honduras y El Salvador, además del de México.

Según un comunicado de la CNDH, su titular también planteó a exigirle a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mayor contundencia hacia el Gobierno de Estados Unidos por su política migratoria.

“Mediante la acción colectiva podrán impulsarse amicus curiae, pronunciamientos, encuentros temáticos y una carta de entendimiento para formalizar dicha colaboración en favor de la reunificación de las familias”, destacó el organismo mexicano.

“(También) surgió la necesidad de urgir al Gobierno estadounidense para dar a conocer la lista de las familias separadas, saber dónde están ubicadas para comunicarse entre sí y reunirse en cuanto les sea posible”.

Los cónsules de Centroamérica y México en McAllen, Texas, conforman el Grupo de Concertación de Consulados del Triángulo Norte de Centroamérica y México, conocido como Tricamex, quienes acordaron difundir sus labores a través de la CNDH.

En tanto, en esa ciudad texana, el Ombudsman mexicano vistió el Centro de Procesamiento Úrsula, donde observó que las personas internas son principalmente centroamericanas, aunque también conversó con algunos mexicanos que serían deportados.

Sin embargo, la CNDH no informó cuántos mexicanos se encontraban ahí el día en que acudió Luis Raúl González Pérez, ni si se trataba de menores separados de sus familias o su situación legal.

Como parte de su visita, el Ombudsman también se reunió con defensores de derechos de los migrantes, con quienes acordó trabajar para realizar encuentros académicos y conversatorios para visibilizar la vulnerabilidad de las familias separadas.


Los comentarios están cerrados.