MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Debido a la inseguridad que se vive en el municipio, los encargados de cuidar los pozos del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo (Siapasf) optan por permitir que se roben todo el equipo, ya que temen sufrir alguna agresión por parte de los ladrones, reconoció el titular del organismo operador, Rafael Valenzuela Rodríguez.

Dio a conocer que los recorridos del personal de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) por la zona de los pozos se realizan sólo por las mañanas, por lo que en las noches no hay vigilancia.

Lo anterior aun cuando en reiteradas ocasiones han solicitado apoyo a la DSPM para aumentar la inspección de la zona; sin embargo, la única respuesta que reciben es que carecen de elementos para realizar rondines en estos lugares.

Esta condición aumenta la posibilidad de que sean desmantelados por los ladrones, expuso Valenzuela Rodríguez.

Informó que es hasta que los pozos dejan de funcionar cuando los encargados de vigilarlos se percatan del desperfecto y acuden a verificar los motivos; “al llegar al lugar encuentran desmantelados los pozos; hasta ese momento nos avisan para que se realicen los reportes correspondientes”.

Agregó que durante este año han sido saqueados cinco pozos que se encuentran instalados en la comunidad Carrillo, “la mayoría de los robos se ha registrado entre las 2 y las 5 horas, lo que dificulta identificar a los presuntos responsables”.

Advirtió que se han presentado las denuncias correspondientes ante la agencia del ministerio público, pero “no han dado buenos resultados, mucho menos han localizado a los presuntos responsables”.

El robo del equipo de los cinco pozos que abastecen a los habitantes de la cabecera municipal ha generado un gasto de 500 mil pesos en la compra de las refacciones necesarias para las reparaciones.

El desmantelamiento de estos pozos origina una serie de problemas, debido a que el cable que se utiliza para dar mantenimiento se trae desde Aguascalientes o la Ciudad de México, por lo que se retrasa el proceso de compostura.

Con ello provocan que no se distribuya el vital líquido a la población fresnillense, pues se tarde de dos a tres días o hasta semanas la reparación de los pozos afectados.

Valenzuela Rodríguez refirió que no sólo es el monto que se pierde en cada una de las composturas de los pozos hurtados, sino que también se compra el material que se roban y se cubre la mano de obra, pues se requiere de personal capacitado.


Nuestros lectores comentan

  1. Y los ladrones y su familia son los primeros en quejarse que no hay agua y que esto y que deben mucho y que roban porque no tienen dinero, etc. Bola de lacras,

    Responder

Deja un comentario