REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La zona oriente del Estado de México vive una violenta disputa por grupos del crimen organizado.

La disputa entre grupos dedicados a la distribución y venta de droga arreció en los últimos días en la entidad.

En Nezahualcóyotl, ayer fueron abandonados los cadáveres de cinco hombres y una mujer dentro de un vehículo, en la Colonia Bosques de Aragón.

Todos presentaban heridas de bala y señales de violencia, según informes de la Policía municipal.

Uno de los cuerpos se encontraba sobre el asiento del copiloto, dos en los asientos traseros y tres dentro de la cajuela de un auto.
En la puerta del vehículo fue escrita una leyenda que atribuye los asesinatos a un grupo delictivo autodenominado “Fuerza Anti Unión”, el cual presuntamente se disputa el control del narcomenudeo en Tepito.

También ayer, en Ecatepec fueron esparcidos los restos desmembrados de dos hombres frente a una vivienda de la Colonia Renacimiento de Aragón, señalada por vecinos como punto de venta de droga.

La distancia entre los sitios de los hallazgos es de escasos 4 kilómetros.

En Ecatepec, la madrugada del viernes fueron ejecutados a tiros dos hombres en la Colonia México Independiente.

En medio de sus cadáveres los victimarios dejaron una cartulina atribuida también a “Fuerza Anti Unión”.

Indagatorias de la Procuraduría capitalina indican que “Fuerza Anti Unión” disputa el control del narcomenudeo con la “Unión Tepito”, grupo creado en el 2010.

En junio pasado dos cuerpos desmembrados fueron arrojados bajo un puente de Insurgentes Norte con amenazas en contra del supuesto líder de “Fuerza Anti Unión”.

Especialistas en temas de seguridad consideran que estas disputas en el Estado de México son un reflejo de lo que ocurre en la CDMX.

“La criminalidad no actúa en función de delimitaciones geográficas (…) Entonces en la zona metropolitana se empiezan a cometer actos de gran violencia, pero que de alguna manera pueden estar relacionados con lo que pasa en la Ciudad”, apuntó Gabriel Regino, ex Subsecretario de Seguridad Pública.

Para Miguel Amelio Gómez, ex director de la Policía de Investigación capitalina, las organizaciones delictivas comenzaron a ampliar sus horizontes hacia la zona oriente.
“Se han ido a Iztapalapa, a Iztacalco, a Venustiano Carranza, a Gustavo A. Madero, principalmente a zonas que colindan con el oriente del Estado de México”, comentó.


Deja un comentario