STAFF/NTRZACATECAS.COM
STAFF/NTRZACATECAS.COM

Tras cinco días de “silencio oficial”, finalmente este martes el secretario de Seguridad Pública (SSP) estatal, Ismael Camberos Hernández, reconoció públicamente la desaparición forzada de un menor de 14 años, la madre de éste y dos paramédicos (uno de ellos, además, policía municipal), ocurrida el pasado viernes cuando sujetos armados interceptaron y se llevaron la ambulancia en la que se trasladaban, perteneciente a Nochistlán de Mejía.

En rueda de prensa, Camberos Hernández aseveró que tienen la versión del padre del menor, quien presuntamente presenció los hechos, pues viajaba en un vehículo detrás de la ambulancia identificada con el número 2861, ya que acompañaría a su esposa e hijo para que éste recibiera atención médica en el Hospital General de Zacatecas por “un cuadro agudo de hepatitis”, relató.

Según el padre del menor, aseguró Camberos, tuvieron que “entrar por territorio jalisciense”, y en el entronque a la comunidad Teocaltiche dos vehículos bloquearon el paso a la ambulancia, para luego llevársela con todo y sus ocupantes con rumbo desconocido. El vehículo aparecería horas más tarde, calcinado en su totalidad, en los límites de San Juan de los Lagos y Encarnación de Díaz, en Jalisco, pero del paciente, su madre y los dos paramédicos, no se supo nada.

Tras aceptar que aún no hay más datos sobre la desaparición de estas personas, el funcionario informó, además, que de los paramédicos desaparecidos, Luis Eduardo de la Cruz y Édgar David Valín, éste último se desempeña también como policía municipal de Nochistlán, por lo que deberá manejarse otra línea de investigación, para determinar si en su condición de policía pudiera tener “relación con alguna célula delictiva u otro indicio que lleve al motivo de esta privación de su libertad”.

Camberos Hernández también afirmó que se trabaja en coordinación con las autoridades de Jalisco y Aguascalientes, con la finalidad de encontrar a los desaparecidos.

 

Más desapariciones

El titular de la SSP abundó en el tema de las desapariciones y reveló que otro policía municipal de Nochistlán está también en calidad de “no localizado”, y trajo a colación el asesinato del director de esa corporación, en agosto de 2017 en Aguascalientes,  para justificar que “es un municipio que, pues sí, tiene problemas; es una zona donde tiene influencia el cártel de Jalisco Nueva Generación. Ya son tres enfrentamientos que se dan en el lapso del año en esa zona”.

También señaló que “hay dos grupos de la delincuencia organizada que están tratando de apoderarse de esa área, no nada más del municipio de Nochistlán, sino de toda esa zona de Jalisco (sic)”.

 

Menores víctimas

Además, reconoció que éste no es el único caso de violencia en el que se ve involucrado un menor de edad, pues la SSP tiene un registro de al menos ocho menores (con edades desde los tres hasta los 17 años) que murieron víctimas de agresiones relacionadas con la delincuencia organizada.

Finalmente, Camberos Hernández admitió que en comparación con 2017, junio tuvo un repunte en cuanto a homicidios dolosos se refiere, y dijo que “desgraciadamente no ha bajado la violencia en el estado, pero tampoco se ha tenido una alza”.

 


Nuestros lectores comentan

Deja un comentario