STAFF/NTRZACATECAS.COM
STAFF/NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. El sepelio de las dos personas ejecutadas apenas el pasado sábado por la noche, se convirtió en una verdadera escena de horror este domingo cuando, al filo de las 21:30 horas, un comando armado llegó hasta la funeraria La Finca, en la calle Gabriel Lugo, en el Sector Lagunilla, y sin mediar palabra abrió fuego con armas de alto poder en contra de los dolientes que ahí se encontraban, dejando un saldo de al menos cinco personas muertas, cuatro hombres y una mujer, y 13 heridas.

En el lugar daban el último adiós a Diego “N”, alias El Chendo, y Gerardo “N”, acribillados la noche del pasado 14 de julio, en el conocido bar La Milagrosa, ubicado en la avenida Huicot, en un ataque presuntamente relacionado con bandas de la delincuencia organizada.

Al llegar los sujetos armados, dispararon indiscriminadamente en contra de quienes se encontraban en el funeral e, incluso, algunas versiones señalan que se introdujeron a la funeraria para hacer fuego sobre los familiares cercanos de los occisos, para después huir con rumbo desconocido a toda velocidad en un vehículo que no fue identificado.

Tras la balacera, vecinos horrorizados urgieron la presencia de autoridades, quienes al llegar encontraron a tres personas fallecidas y más de una decena de lesionados, por lo que solicitaron el apoyo inmediato de todas las ambulancias disponibles.

Incluso, se habla de que algunos tuvieron que ser trasladados en la caja de una camioneta de la Dirección Municipal de Protección Civil (PC) por la urgencia del caso.

De igual manera arribaron elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME), quienes dieron cuenta de las cinco personas sin vida, diez heridos graves, pero estables y al menos otros tres heridos de menor gravedad.

Trascendió que uno de los lesionados es un elemento de la Policía Municipal, quien no se encontraba de servicio, pero asistía al funeral.

Y de igual manera, circuló la versión de que una vez controlada la situación, varios de los deudos mencionaron que los agresores “levantaron” a dos familiares de los occisos, aunque este dato fue herméticamente reservado por la autoridad.

Minutos más tarde, y mientras las corporaciones de seguridad desarrollaban un operativo de búsqueda en toda la zona aledaña, trascendió la presunta detención de dos sujetos a bordo de un vehículo con rastros de sangre, pero este dato tampoco fue confirmado por autoridad alguna.

Hasta el cierre de esta edición, ni la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), ni la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) emitieron información sobre los hechos violento, ni dieron a conocer la identidad de ninguno de los agredidos este domingo.


Nuestros lectores comentan