Notimex / ntrzacatecas.com
Notimex / ntrzacatecas.com

La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) comentó que pese a estar cerca de un acuerdo referente a las nuevas tarifas por almacenamiento de turbosina derivado de la apertura del mercado, al sector le preocupa que se generen otros incrementos como el costo de la molécula de este carburante.

“De la manera que está siendo manejado el mercado, hay la posibilidad que Pemex continúe al final manteniendo su posición dominante y condicionando la entrada de otros competidores, lo que podría generar que los precios al final, de la molécula del combustible, se incrementen”, explicó el director ejecutivo del organismo, Luis Felipe de Oliveira.

En entrevista con Notimex, expuso que dicha situación afectaría en gran medida la operación de las aerolíneas en el país, por lo que se requiere que el costo del combustible registre realmente una reducción con la entrada efectiva de nuevos proveedores para la utilización de ductos o infraestructura de la empresa estatal, hasta que se realicen inversiones de los competidores.

Mencionó que actualmente, ante la falta de capacidad externa, Pemex seguiría realizando la producción y distribución del combustible, lo que podría generar más incrementos en los costos del mismo.

“Esa es una preocupación que tenemos y hay una discusión con la CRE (Comisión Reguladora de Energía) y Sener (Secretaría de Energía) en relación de qué podemos hacer para mitigar ese riesgo y cómo no caer en no tener un monopolio de derecho pero si de facto, donde la situación de logística del país no permita la entrada de otro proveedor del proceso de la turbosina”, argumentó.

Adelantó que se creará un grupo de trabajo adicional para estudiar el costo de la molécula y no sólo del servicio, ya que con un costo bajo del primero se tendría un combustible más económico en los principales aeropuertos del país y continuar con las inversiones de las aerolíneas.

“Buscamos una transición para el término de costos de almacenamiento, de los costos de ASA en el sistema, tengamos también en los precios determinados por Pemex y tener una competencia libre que tanto buscamos”.

Sobre las tarifas de almacenamiento, Luis Felipe de Oliveira señaló que próximamente se publicarán. Indicó que durante una reunión que sostuvieron con integrantes de la Sener, Canaero, Aeroméxico, Avianca e Interjet, el organismo presentó cinco propuestas para una mejor implementación de la reforma energética, que buscan un impacto positivo en el crecimiento, inversión, eficiencia y duración de activos de la industria.

Cabe recordar que en marzo pasado, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) opinó que se debería de eliminar la exclusividad ejercida por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) en la prestación de servicios de almacenamiento, comercialización y expendio de combustibles para aeronaves en los aeropuertos del país.

Dijo que este régimen, además de afectar las condiciones de suministro a precios competitivos en detrimento de aerolíneas y pasajeros, es incompatible con el marco regulatorio de la reforma energética que busca, entre otras cuestiones, incentivar la incorporación de nuevos competidores al mercado.

El abastecimiento de turbosina representa casi el 30 por ciento de los gastos operativos de las aerolíneas, de acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).


Los comentarios están cerrados.