SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM

EL SALVADOR. Por no recibir la atención médica necesaria en la cabecera municipal para superar un ataque de asma, Lizet Rodríguez, de 14 años, perdió la vida la madrugada del lunes 9 de julio, con lo que terminó su anhelo de ser doctora.

Recientemente, el viernes 6 de julio, la menor participó con el grupo de baile de la secundaria técnica Pedro Ruíz González para celebrar su graduación y próximo ingreso a la preparatoria.

Su tía Miriam Díaz la recuerda como una niña alegre a quien le encantaba bailar y rodearse de sus amigos. Además de ser estudiosa y de obtener varios reconocimientos gracias a su destacado desempeño académico que la llevó a representar a Zacatecas en la Olimpiada del Conocimiento.

Lizet era hija única, fue abandonada por su padre cuando apenas tenía unos meses de edad, de ahí que viviera en casa de su abuelo Miguel, a quien veía como un padre, en compañía de su tía Malena quien se convirtió en una segunda madre para ella y su primo Ángel a quien consideraba un hermano.

“Por eso no dejó sólo a una madre desconsolada, sino a dos”, puntualizó Miriam Díaz en entrevista con NTR Medios de Comunicación.

 

Un viacrucis

La madre de Lizet, María Rodríguez, a las 3 de la madrugada se percató que su hija tenía dificultades para respirar, por lo que de inmediato buscó ayuda con una enfermera que atiende una farmacia sin que pudieran hacer mucho por la niña.

En busca de auxilió, acudió a la Clínica de Oportunidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde no encontró a un médico y el responsable de cuidar el lugar nada pudo hacer para brindar la ayuda necesaria.

El traslado, ante la falta de una ambulancia, lo realizaron a bordo de una patrulla de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM).

El viaje hasta la cabecera municipal de Concepción del oro se prolongó una hora y media, pero al llegar no se pudo hacer nada para salvar la vida de la niña.

Estos hechos fueron referidos por Miriam Díaz en su cuenta de Facebook, donde escribió: “Que triste y que coraje que en estos tiempos aún sigamos sin servicios públicos dignos. En El Salvador, […] municipio de Zacatecas, del que es originario mi esposo, falleció este lunes su sobrina Lizet Rodríguez ha falta de un hospital, de un doctor, de alguien que atendiera su asma (sic)”.

Publicación que retiró el mediodía de este jueves a petición de la familia, pues lo consideraron innecesario, ya que “nada habría de traer de vuelta a Lizet”.

De igual forma del muro de Facebook de Lizet retiraron todas sus fotos, sólo quedó una donde se ve un grupo de jóvenes estudiantes de secundaria sonrientes antes la cámara y en la foto de perfil un fondo negro.


Nuestros lectores comentan

  1. Es una vergüenza para nuestro gobernador y nuestros servicios de salud pueda suceder algo inadmisible como la pérdida de esta jovencita si nuestros gobernantes no pueden hacer el trabajo para el cual han sido elegido, pues renuncien y dejen el lugar a alguien capaz que atienda los problemas elementales de nuestras comunidades

  2. Eso pasa porque el sindicato es quien “escoge” a los que trabajan ahí, y muchas veces se trata de gente incompetente e inútil que solo están ahí porque son familiares de algún pendejo que ya trabaja ahí. Y es igual en los servicios de salud de zacatecas.

  3. Es muy triste, una niña encantadora con un gran futuro muy querida por todos. Y me pregunto donde están esos políticos que juran y perjuran en campaña. Donde están los derechos a la salud. Asta cielo Lizet

  4. Falta de vocación ¿cómo es posible que abundan aspirantes a estudiar medicina? muchos son rechazados pero los que son aceptados más los que logran egresar y titularse y cómo no hay médicos en las comunidades rurales alejadas todos quieren estar en las zonas urbanas y dónde están los aparatos millonarios que ponen en los informes de gobierno con los que dotan las clínicas comunitarias a la hora de la verdad cuando se necesitan médicos y tecnología brillan por su ausencia. Pero seguramente aparecen en la nómina cada quincena.