Agencia Reforma / ntrzacatecas.com
Agencia Reforma / ntrzacatecas.com

 

Cd. de México, México .-Un total de 7 mil 612 elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), del Cuerpo de Guardias Presidenciales (CGP) y de un batallón de marinos conocido como (24 BIM) que están al servicio del Presidente retornarán a sus cuarteles.

 

Esto, de acuerdo al proyecto de Andrés Manuel López Obrador de prescindir de ese cuerpo de seguridad, nombrado como tal en 1942 por el entonces Presidente Manuel Ávila Camacho.

 

El Estado Mayor Presidencial se integra por 8 mil 47 elementos, de los cuales 7 mil 612 son de las Fuerzas Armadas, 52 son policías federales y de la Ciudad de México y 383 son civiles.

 

Entre los mandos operativos del EMP se encuentran 12 Generales y Almirantes, 187 jefes (coroneles, tenientes coroneles y mayores) o capitanes y 550 oficiales (tenientes y subtenientes).

 

Este grupo de élite coordina las 23 jefaturas, secciones y coordinaciones del Estado Mayor Presidencial.

 

Asimismo, es responsable de la protección personal del Presidente, la organización y protocolo de sus actividades, eventos de la Primera Dama, la protección de ex Mandatarios y sus familiares, la seguridad de instalaciones, atención médica, transportes aéreos e incluso realiza labores de inteligencia y contrainteligencia.

 

“La mayoría de los elementos militares que integran todo el EMP cuentan con un adiestramiento de élite, técnicas contra terrorismo, atentados y protección de servidores públicos; cuentan con su propio sistema de inteligencia y contrainteligencia.

 

“Tenerlos de regreso a las filas del Ejército será una buena noticia. Ellos son militares y deben ajustarse a cualquier misión”, manifestó a REFORMA un mando castrense de la Primera Zona Militar.

 

La plantilla asignada al servicio del Presidente supera en número a los desplegados en estados azotados por el crimen organizado.

 

Por ejemplo, la Tercera Región Militar de Mazatlán, con influencia en Durango, dispone de 6 mil 713 efectivos; la Cuarta Región Militar, de Monterrey, con influencia en Tamaulipas y San Luis Potosí, cuenta con 6 mil 432 elementos.

 

El Estado Mayor Presidencial también supera en número a Policías estatales, como la de Guerrero, que suma 6 mil 93 elementos; la de Nuevo León, que tiene 5 mil 482 agentes, y la de Jalisco, con 6 mil 609.

 

Mandos militares consultados sobre la reintegración de elementos del EMP a los cuarteles del Ejército, de la Armada y la Fuerza Aérea coincidieron en que las Fuerzas Armadas serán fortalecidas con personal altamente capacitado.

 

“La mayoría de los elementos militares que integran todo el EMP, cuentan con un adiestramiento de élite, técnicas contra terrorismo, atentados y protección de servidores públicos; cuentan con su propio sistema de inteligencia y contra inteligencia. Tenerlos de regreso a las filas del Ejército será una buena noticia, ellos son militares y deben ajustarse a cualquier misión”, dijo un mando castrense de la Primera Zona Militar.

 

“A nosotros nos conviene, son elementos altamente capacitados, tenerlos integrados en las filas navales nos fortalece como institución”, indicó por separado un comandante de la Armada de México, adscrito al Cuartel del Alto Mando.

 

Sin embargo, otros militares difieren con la integración del EMP a tareas distintas a las que han venido desempeñando y los integrantes de este cuerpo han mostrado preocupación sobre sus nuevas tareas.

 

El General de División retirado, Luis Garfias, opinó que este cuerpo de élite debería de continuar en funciones al servicio del Presidente en turno.

 

“Yo no sé por qué quieren que se reduzca, el EMP debe continuar, es una institución centenaria, ha sufrido muchos avatares pero siempre ha estado presente, lo quiso quitar Lázaro Cárdenas, pero volvió, es muy necesaria cuando vienen funcionarios extranjeros, no se trata sólo de cuidar al Presidente, tiene otras funciones, son ayudantes de campo”, indicó el ex director del Archivo Histórico de la Sedena.

 

En el Segundo Batallón de Guardias Presidenciales, que alberga a unos 450 elementos que tienen su sede en la Ciudad de México la preocupación sobre sus misiones futuras ya levantó zozobra.

 

César, un elemento de este Batallón, con una antigüedad de tres años, reconoce que su principal preocupación es que entre sus nuevas misiones se contemple salir fuera de la capital del País.

 

“Es algo que siempre está latente como militar, difícilmente estás en un sólo lugar, aquí hacemos guardias muy largas, pero al menos estás cerca de casa, (…) no sabemos que vaya a pasar”, expresó este joven militar.

 

En otros integrantes de este cuerpo, el desasosiego radica en las nuevas misiones.

 

“Mira, hay de todo aquí, francotiradores, ingenieros en comunicación, personal muy capacitado, digamos que lo mejor está aquí. ¿Dónde nos van a mandar? Las tareas que hacemos son totalmente distintas a las una unidad de Infantería, por ejemplo, es la principal duda, lo que vamos a hacer”, indicó otro elemento del EMP, que condicionó el anonimato.

 

En El Molinito, a un costado de la Residencia Oficial de Los Pinos, los militares de mayor jerarquía del EMP realizan sus labores en ambientes relajados, buenos alimentos, baños limpios, regaderas y hasta gimnasios.

 

“Lo primero que se va a extrañar es la comida, vamos a pasar de los platillos variados al ‘rancho’ militar'”, indicó uno de ellos, tras la carrera atlética del EMP, efectuada el pasado sábado.


Nuestros lectores comentan

  1. Claro que sienten temor y zozobra, pues se acostumbraron a lo bueno; a vivir como los inútiles diputados y senadores y altos ejecutivos del gobierno.
    Todo lo que inicia también termina. A chingarle mis apapachados. Si en lo sucesivo ya no hay comodidades ni privilegios de los que han venido gozando, entonces cámbiense de trabajo y busquen uno que les quede a su medida y si es posible a un lado de su casa para que no tengan que ausentarse. O de plano, vivan de su fortuna. ¡¡¡ que chingones !!! ¡¡¡ quieren vida de magnates a costillas de nuestro esfuerzo !!!!

  2. ahora si a llorar por los sagrados alimentos y los viaticos esta bien son militares y deben de obedecer y si no le sconviene que pidan su baja asi es el reglamento no hay mas, necesitan hacer ejercicio fisico que es lo que les va a costar ahora ni modo hay que volver a empezar, recuerde el dolor es pasajero pero la gloria es eterna.

  3. Pues que bueno porque ay militares que están lejos de sus familias ellos un una ciudad y nosotros en otra los vemos cada año a veces ni comunicación porque no ay señal para ablar y aguantan tanto ellos como nosotros que somos su familia para que estos flojonasos se quejen porque los van a sacar con tan solo 3 años de servicio poca ética mi esposo con 16 años de servicio y ausentes todo el tiempo, mejor pónganse a hacer ejercicio para que aguanten cuando los saquen al cerro a fregar le no valla siendo que se les rompan las medias