REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque legisladores coincidieron en que es necesario que se recorte el financiamiento público a partidos, señalaron que la propuesta de Morena está «coja» porque no contempla los efectos colaterales que traería la reducción del 50 por ciento.

Además, llamaron a que se analice y se debate el tema.

El senador del PRI, Jesús Casillas, indicó que al ver limitados sus recursos, algunos partidos podrían buscarlos incluso en grupos de poder como el narcotráfico.

Consideró que para evitar eso, faltan medidas y claridad en la propuesta sobre cómo sería el financiamiento privado y cómo se transparentaría este aspecto.

«Escuchar que se le reduce el financiamiento a los partidos políticos, pues le suena a la ciudadanía atractivo, pero hay que recordar que siempre tuvo un motivo este tema, a razón de evitar que en las campañas se pueda generar algo ilícito», planteó en entrevista.

«También, (habrá que analizar) el tipo de interés que puede haber en aquellos que aportan financiamiento, porque al final del día puedes comprometer el actuar».

Sin medidas de transparencia, ni reglas claras, consideró, esta iniciativa está incompleta.

Opinó que en el PRI percibe disposición para avalar este recorte y pronosticó que sus correligionarios aportarán mejoras a dicha propuesta.

«Es un tema que no se ha discutido, porque es una propuesta de otro partido político, pero yo creo que nosotros vamos a estar abiertos a escuchar y a proponer, lo importante es que lejos de ser una postura de carácter publicitaria, sea un tema de fondo», señaló.

«Es una propuesta de alguna manera para llamar la atención, pero me parece que no es una propuesta integral, no es una propuesta que genere toda una dinámica más eficiente a los partidos políticos y un verdadero ahorro a los ciudadanos».

En tanto, el también senador priista Héctor Yunes, presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana de la Cámara Alta, pidió que se tome en cuenta que el PRI también impulsó propuestas para el recorte del gasto a partidos.

«La iniciativa presentada ayer por Morena ante la Comisión Permanente no es nueva; ya el PRI lo había propuesto y no habíamos alcanzado el consenso necesario», acotó.

Refirió que pese a que existe una opinión compartida de que la democracia en México debe ser más eficiente y menos costosa, es necesario abrir el debate y analizar sus alcances.

«Esta iniciativa hay que revisarla con cuidado para no paralizar la vida interna de los partidos, cuya actividad no se reduce a las campañas políticas; debe haber equidad en el derecho a ejercer una militancia activa sin importar el partido político», dijo.

«Si el problema es que se ha hecho mal uso de las prerrogativas, entonces debemos establecer mecanismos eficientes de fiscalización. De nada sirve reducir el gasto a la mitad si los recursos públicos se seguirían ejerciendo de manera discrecional», agregó.

Solicitó que esta propuesta sea complementada con medidas que miren más allá del aspecto económico y que haya vigilancia en el destino de los recursos.

«Deben prevalecer condiciones de igualdad en la competencia electoral, cuidando que los recursos que eventualmente se recorten a los partidos, no sean aportados por otras instancias de Gobierno de manera irregular.

«Para el PRI es muy importante que se discuta el financiamiento público a los partidos políticos; estamos a favor de una medida que nosotros mismos hemos planteado, pero esta medida debe fortalecer el sistema de partidos y no favorecer una competencia desleal».

Sin embargo, el senador también señaló que la medida «apuntalará la tentación del crimen organizado de ‘invertir’ en campañas de Alcaldías, diputaciones, senadurías, gubernaturas e incluso a la Presidencia de la República».

En tanto, el legislador sin partido Javier Lozano, aplaudió la propuesta, e incluso dijo, podría aumentar el porcentaje del recorte, pero consideró que a la iniciativa faltan medidas que aseguren la transparencia.

Propuso que las aportaciones a partidos solamente sean de sus seguidores, lo que a su vez, consideró, obligaría a las fuerzas políticas a mejorar.

«Que los partidos obtengan financiamiento de sus simpatizantes, de los aportantes, de la gente que esté dispuesta a apoyarlos, pero con un esquema severo, muy severo de fiscalización, de tal manera que se pueda saber del dinero del aportante, de dónde proviene el dinero del aportante», añadió.

Lozano refirió que, de aprobarse esta reforma, causaría inconformidad en varios políticos, que en el contexto de la austeridad anunciada, opinó, se verían obligados a avalarla aunque no estén de acuerdo.

«Lo van a recibir de la siguiente manera: de dientes para afuera. Van a decir que qué bueno, que están dispuestos a hacer un esfuerzo, a aportar, bla, bla, bla, porque es lo políticamente correcto, hacia adentro va a ser un mentadero de madres», refirió.

«Van a sufrirla de a deveras, pero no les va quedar otra, porque si no se suman como bien dijo Yeidckol (dirigente de Morena), les van a aplicar la mayoría. Van a decir ¿no la quieres tú?, pues no la votes a favor y que la gente te juzgue», agregó.

El ex panista subrayó que si alguna bancada se niega a la propuesta, va a dejar que los morenistas se cuelguen las medallas mientras ellos se quedan con el descrédito.


Los comentarios están cerrados.