ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- La Comunidad de Artistas de Zacatecas realizó la representación escénica Justicia, un luto sin voz, para manifestar el repudio de la sociedad ante los recientes feminicidios de San Juana y Litzi Sarai, niñas de 9 y 16 años, respectivamente, entre otros múltiples hechos de violencia que aquejan al estado.

Jitzel Galicia, organizadora de la manifestación escénica, puntualizó que el objetivo es exhortar a la sociedad a que no sea omisa de lo que sucede en el entorno, ya que son afectadas, vulneradas y asesinadas niñas y mujeres, y como ciudadanía no se actúa para exigir justicia.

“Estamos preocupados por lo que está sucediendo y porque no se hace nada. Esta semana ocurre una desaparición o algún homicidio, pero a la semana siguiente es otro y otro que se van sumando y así se van olvidando. Necesitamos que el pueblo tenga memoria y que reclame una libertad que se está perdiendo”, expresó.

En silencio, con vestimentas negras y un semblante largo, de tristeza y llanto, decenas de mujeres, acompañadas por hijos y familia, caminaron por calles del Centro Histórico pregonando el dolor y la injusticia que se vive en las calles, al enfatizar “a todos nos duele, aunque las personas (víctimas) tal vez no sean cercanas, nos duele lo que está pasando como sociedad”.

Tras caminar las calles Juan de Tolosa, Genaro Codina, Fernando Villalpando y San Agustín, se plantaron en la Plazuela de la Caja, a un costado del Portal de Rosales, donde mujeres representaron la histeria, desesperación y sufrimiento por el que pasan las madres de personas desaparecidas.

El eje central del performance fue una joven con vestimenta blanca, amarrada de pies a cabeza, y con los ojos y boca vendados, representando a todas aquellas mujeres y niñas que han sido calladas, violentadas, violadas y ejecutadas.

La acto artístico logró la interacción y el impacto que se esperaba en los espectadores, donde en algunos se pudo apreciar llanto, pues durante el manifiesto de justicia se les proporcionó un papel donde escribían su exigencia propia por cambiar la situación del estado.

En la plazuela se colocaron cuatro carpetas con los nombres: San Juana, Litzi Sarai, Karen Dayana y Cinthia Nayeli, jóvenes zacatecanas victimas de feminicidio, que expusieron las carpetas de investigación se cerraron con carencia de pruebas y sentencias débiles a sus agresores.

“Defendamos justicia, no te calles, justicia. Queremos oír tu voz, en tu casa, en tu calle, en tu trabajo, queremos justicia pueblo de Zacatecas, hay que protestar lo que está pasando”, reiteraron.

Luego del acto escénico, la manifestación continuó por la avenida Hidalgo, incorporándose a la calle Juan de Tolosa, para culminar en la Plazuela de García.

Jitzel Galicia comentó que este fin de semana la comunidad de artistas realizará un mural en el espacio donde fue encontrado el cuerpo de la niña San Juana, y se planean otras acciones para hacer actuar a la sociedad.


Los comentarios están cerrados.