REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Un mes después de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador recibió ayer al ex candidato del PRI, José Antonio Meade, con quien desayunó.

El virtual Presidente electo subió a sus redes un video del encuentro en su casa de Tlalpan, que duró alrededor de una hora y media.

Ambos ex contendientes, que durante la campaña cruzaron acusaciones de corrupción, llamaron a la unión, a la reconciliación y se dieron un apretón de manos.

“La nobleza obliga. José Antonio, el domingo primero de julio, fue el primero también que me habló para reconocer que habíamos triunfado y desearme que me fuera bien, porque de esta manera le va a ir bien al país”, dijo el tabasqueño.

El morenista se refirió a Meade como alguien honorable; a su vez, el ex funcionario federal -que lucía una larga barba blanca- lo felicitó y le deseó suerte.

“(Meade) es una persona decente, buena, honorable, ese es mi punto de vista y, además, tenemos los mexicanos que unirnos todos, hay que reconciliarnos, hay que unirnos para sacar adelante a nuestro querido México; llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública del país, por eso me dio mucho gusto aquí en la casa recibir a José Antonio”, abundó López Obrador.

“Muchas gracias, licenciado, por la invitación”, comentó Meade, “por recibirme en su casa para reiterarle lo que le dije en esa llamada: desearle la mejor de las suertes, sabiendo que en su éxito está el éxito del país; seguro que le va a ir muy bien; felicidades; mucha suerte”.

Al arribar a su despacho en la Colonia Roma, alrededor de las 11:00 horas, AMLO rechazó dar detalles de la reunión.

Cuestionado por la prensa sobre el viraje de su discurso, dado que en la campaña había implicado a Meade en desvío de recursos públicos desde la Secretaría de Hacienda hacia el PRI, declinó responder.

También rechazó aclarar –“No voy a caer en provocación”– si hubo algún ofrecimiento al ex abanderado del tricolor para que ocupe un cargo en su Gobierno.

“Con lo que está en el video es más que suficiente. Uno es rehén de lo que dice y dueño de su silencio. Amor y paz. Ya fue la entrevista, fue este desayuno, ya ustedes se enteraron. No hay nada secreto, todo es público, ya lo di a conocer”, comentó.

Fuentes cercanas a Meade indicaron que un grupo del sector tradicional del PRI se oponía al encuentro, pero el ex funcionario federal aceptó acudir para exaltar la madurez de la democracia mexicana.

Una semana después de la elección del 1 de julio, López Obrador dijo que buscaría tener acercamientos tanto con Meade como con Ricardo Anaya, ex abanderado del PAN.

“Hablé con ellos el día de la elección y yo hice el compromiso con ellos, les dije que los iba a buscar después de la elección; entonces, lo voy a hacer, voy a hablar con los dos”, expresó el 7 de julio.

Apenas el jueves, Antonio Rojas, secretario particular de Meade, visitó la oficina de López Obrador.


Los comentarios están cerrados.