REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO  .-Ante los posibles cambios en el mercado de gasolinas por el nuevo Gobierno, las empresas gasolineras que llegaron al País tendrían que revisar sus planes de negocio o bien adaptarse a las nuevas políticas del sector, dijo Sergio de la Vega, director general de Gulf México.

“Los modelos de negocio de muchas compañías que están llegando hoy a México están basados en una libre fluctuación de precios, que flota con los precios de los combustibles, si deja fluctuar con los mercados internacionales entonces tenemos que revisar nuestro modelo de negocio, no necesariamente estoy diciendo que va a ser una revisión de forma negativa, pero cambian las hipótesis bajo las cuales hicimos nuestros modelos de negocios”, explicó.

El directivo señaló que las empresas que llegaron al País se basaron en un marco de apertura del mercado gasolinero, por lo que tendrían que analizar las nuevas condiciones del Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, cuyo equipo de trabajo ha mencionado la posibilidad de que los aumentos en la gasolina se basen en la inflación.

“Todavía no sabemos qué va a pasar. Es claro que una política de control de precios tiene un impacto positivo en algunas cosas y negativo en otras”, comentó en el marco de la presentación del estudio “Insight Smart Mobility, ¿Hacía dónde deben caminar las grandes ciudades”.

“Si los precios se mueven sólo con la inflación es control de precios, los precios no se mueven con la inflación, se mueven con la dinámica de los mercados internacionales, con las relaciones de oferta-demanda propias del mercado de petróleo crudo y los derivados”.

Acotó que tomar de referencia cualquier indicador diferente al mercado, por ejemplo el tipo de cambio, es una intervención de precios en el caso de las gasolinas.

Señaló que al momento hay diálogo con el Gobierno.

Sin embargo, las empresas tendrían que adaptarse al marco normativo que se implemente, el cual busca fortalecer el mercado interno.

En cuanto a la construcción de refinerías, con lo que se busca frenar la importación de gasolina, el directivo de Gulf acotó que aunque han considerado la importación del combustible, no es una idea inamovible, por lo que no impactará para sus planes que la gasolina sea nacional.

Respecto a la participación de la empresa en el abastecimiento de turbosina, De la Vega adelantó que con la publicación de las nuevas tarifas de almacenamiento y las condiciones generales de contratación se registra un avance para ocupar la infraestructura de ASA en los aeropuertos, con lo que aproximadamente al inicio de 2019 podrían comenzar a surtir a aerolíneas.

“Yo creo que el siguiente año ya estaremos atendiendo aerolíneas en los diferentes aeropuertos.

“No tenemos acuerdos de suministro con aerolíneas, estamos dialogando todos con todos. Creo que conforme se van resolviendo muchos temas como la publicación de las tarifas, todos vamos a estar en mejor posición para negociar ya acuerdos definitivos”, detalló.


Los comentarios están cerrados.