REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Cd. de México.- El arte de 120 creadoras latinoamericanas en torno al cuerpo femenino como forma de crítica social y política llega a Brasil.

Tras el éxito obtenido en el Museo Hammer de Los Ángeles y el Museo Brooklyn de Nueva York, Mujeres Radicales: Arte Latinoamericano, 1960-1985 abrió este sábado en la Pinacoteca de Sao Paulo en su primera y única parada en América Latina.

A través de más de 280 obras de arte, entre fotografía, video, pintura y otros soportes, la exposición acerca al público un significativo mapeo de las prácticas artísticas experimentales realizadas por artistas latinas y su influencia en la producción internacional.

“Mujeres Radicales plantea una laguna en la historia del arte al dar visibilidad a la sorprendente producción llevada a cabo entre 1960 y 1985, de esas mujeres residentes en países de Latinoamérica, además de latinas y chicanas nacidas en los EU”, detalló el recinto paulista a través de un comunicado.

Quince países están representados en la muestra, de la mano de algunas de las artistas más influyentes del siglo 20, como Lygia Pape (Brasil), Cecilia Vicuña (Chile), Ana Mendieta (Cuba) y Marta Minujín (Argentina), además de las mexicanas Lourdes Grobet, Graciela Iturbide, Mónica Mayer y Pola Weiss, por mencionar a algunas.

La exhibición tiene curaduría de la historiadora venezolana Cecilia Fajardo-Hill y de la investigadora argentina Andrea Giunta, quienes destacaron el contexto histórico y político latinoamericano de la muestra, además de la transformación en el arte contemporáneo de la representación del cuerpo femenino originada en tales años.

A decir de las curadoras, las creadoras partieron de la noción del cuerpo como un campo político y se embarcaron en investigaciones radicales y poéticas para desafiar los cánones del arte establecido.

“Este nuevo enfoque ha instituido una investigación sobre el cuerpo como redescubrimiento del sujeto, algo que, más tarde, vendríamos a entender como un cambio radical en la iconografía del cuerpo”, apuntaron.

Tales investigaciones acabarían por favorecer la aparición de nuevas veredas en los campos de la fotografía, la pintura, el performance, el video y el arte conceptual, con trabajos que denunciaban la violencia social, cultural y política de la época.

“Las vidas y las obras de esas artistas están imbricadas con las experiencias de la dictadura, del aprisionamiento, del exilio, tortura, violencia, censura y represión, pero también con la emergencia de una nueva sensibilidad”, añadió Fajardo-Hill.

Tras una intensa investigación que inició en 2010, Mujeres Radicales propone consolidar, internacionalmente, el patrimonio estético creado por mujeres que partieron del propio cuerpo para aludir -de manera indirecta, encubierta o explícita- las distintas dimensiones de la existencia femenina.

“La exposición surgió de nuestra convicción común de que el amplio conjunto de obras producidas por artistas latinoamericanas y latinas ha sido marginado y sofocado por una historia del arte dominante, canónica y patriarcal”, definieron las curadoras.

La exposición, que estará hasta el 19 de noviembre en la Pinacoteca de Sao Paulo, fue organizada por el Museo Hammer de Los Ángeles como parte de Pacific Standard Time: LA/LA, una iniciativa de Fundación Getty.

Se complementa con un catálogo que incluye las biografías de las 120 artistas y más de 200 imágenes de obras que forman parte de la muestra, además de otras de referencia documental, ampliando el escenario de ese mapeo más allá de la exposición.


Los comentarios están cerrados.