REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO .-La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) unirá fuerzas para que la ex lideresa Elba Esther Gordillo no retome un cargo en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Así lo afirmaron dirigentes del magisterio disidente, quienes exigieron la expulsión de Gordillo, señalada por malos manejos de las cuotas sindicales, como integrante del gremio.

Arcángel Ramírez, líder de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), aseguró que son irreversibles los daños al magisterio cometidos por Gordillo.

“No estaríamos de acuerdo que retome el poder que ya se demostró no lo utilizó para el bien de la clase trabajadora, sino para beneficiar a cierto grupo y dar mayor control político al SNTE. No benefició a los trabajadores”, dijo en entrevista con REFORMA.

El dirigente demandó la democratización del sindicato y que se escuche a las bases, quienes, consideró, resultaron afectadas con la reforma educativa popuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto.

“No queremos presiones de ningún tipo, amenazas, controles nefastos, oscuros, como se ve desde hace mucho tiempo en el sindicato. Ojalá que exista un cambio como se prevé”, enfatizó.

Juan Melchor, maestro de Michoacán e integrante de la Dirección Política Nacional de la CNTE, afirmó que la coordinadora avizoró que Gordillo busca cargos en el sindicato.

“Lo que tenemos como consenso es demandar al Gobierno federal, que actúa todavía, y al Gobierno federal electo que siga los procesos judiciales contra Elba Esther porque existen muchas acusaciones que se han quedado paradas”, expresó.

Agregó que el próximo sábado, en su Asamblea Nacional Representativa, discutirán la solicitud de interlocución con el Gobierno electo y un plan de trabajo para la movilización del 1 de septiembre.

En un comunicado difundido el fin de semana, la CNTE acusó a Gordillo del asesinato del profesor Misael Núñez Acosta, que ocurrió el 30 de enero de 1981.

Expuso que el ex líder sindical Jongitud Barrios declaró el 25 de agosto de 2002 que Gordillo fue la autora intelectual del crimen.

“Si en realidad el sistema hubiese querido castigar y enjuiciar a Elba Esther, lo hubiera hecho por los asesinatos de maestros opositores a su política sindical”, anotó en el documento.

La CNTE reprochó que Gordillo nunca fue investigada, se gastó el dinero de los trabajadores, creo un partido político propio, y además hubo asesinatos de disidentes en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán.

“Su negra fama no es gratuita, fortuita, ni es un invento de los trabajadores de la educación aglutinados en la CNTE.

“Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que es una fama que la asesina se ha ‘ganado a pulso'”, consideró.

‘Gordillo, cacicazgo sindical’
Azael Santiago Chepi, diputado federal electo por Morena y ex dirigente de la CNTE, advirtió que Gordillo simboliza la corrupción y no representa a los maestros del País.

Tras realizar el trámite de credencialización en la sede de la Cámara baja, dijo que su fortuna se logró a partir de las cuotas que el SNTE cobra a los docentes.

En entrevista, el diputado electo por el distrito 4 de Oaxaca señaló que en su momento el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá que deslindarse de ella, sobre si fue aliada o no en la campaña presidencial.

“Gordillo representa el sinónimo de la corrupción, de imposición, de abusar de su posición para lesionar derechos de los maestros, no es portavoz de los maestros en este País.

“Sin duda alguna, la figura de Elba Esther Gordillo representa para los maestros democráticos en el País un cacicazgo sindical de muchísimos años. Representa ser aliada de un sistema que ha perseguido y ha reprimido a muchos maestros en el País, representa ser una persona ajena a los principios de los maestros, que es democratización y la participación, y que ha sido aliada de proyectos, como la modernización de la educación, la descentralización y la alianza por la calidad de la educación, que no representan a los maestros en el País”, afirmó el futuro legislador y miembro de la CNTE.

El ex secretario general de la Sección 22 consideró importante que el nuevo Gobierno deseche la reforma educativa que, dijo, afectó derechos de los profesores, y abra el debate en el Congreso.

“Más allá de la cancelación de la reforma educativa, considero que es el momento para que el País reflexione, discuta, confronte propuestas y presentar un plan de transformación de la educación en México”, destacó.


Los comentarios están cerrados.