REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO  .-El combate a la pobreza es una deuda que se tienen en México, por lo que hay que exigirlo hasta el último momento de la actual Administración federal, consideró el Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez.

Al presentan el estudio “Derechos Humanos y Pobreza”, el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) afirmó que la población que carece de ingresos suficientes para adquirir la canasta básica es similar a la de hace 25 años.

“Este estudio lo pondremos en manos de las actuales autoridades, pero también de las autoridades entrantes; y digo a las autoridades actuales porque su responsabilidad acaba el 30 de noviembre, y la exigencia debe seguir siendo de cumplimiento”, consideró González Pérez.

“No veo por qué la dignidad humana tendría que esperar a nuevos Gobiernos, entonces en el tema del combate a la pobreza no tenemos que dejar pasar un minuto, una hora, un mes y años, es una deuda que tenemos con mexicanas y mexicanos”.

El Ombudsman también refirió que 43.6 por ciento de la población en México, correspondiente a 53.4 millones de persona, están condición de pobreza, y 9.4 millones, en pobreza extrema.

Además de que, según la CEPAL, en México el 1 por ciento de la población concentra el 36 por ciento de riqueza del País.

“La pobreza no es sólo un indicador de la situación económica de un país, sino antes que nada un asunto de dignidad humana”, sentenció.

En tanto, Rogelio Gómez Hermosillo, consultor de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, organización que realizó el estudio, explicó que en las mediciones multidimensionales de la pobreza se observa que sólo el 22 por ciento de la población no es pobre y no es vulnerable.

Eso quiere decir que esa población tiene ingresos suficientes para comprar la canasta básica y además no tienen ninguna de las seis carencias que se miden: educación, salud, seguridad social, vivienda digna y alimentación, así como la dimensión de bienestar económico.

En contraste, 7 de cada 10 mexicanos tiene al menos una de esas carencias.

Gómez Hermosillo aclaró que el Estado debe garantizar no sólo cumplir con esas seis dimensiones, sino que se haga sin discriminación y con calidad.

Así, por ejemplo, dijo que en materia educativa, sólo 2 por ciento de los niños entre 6 y 11 años no acude a la escuela, pero el 79 por ciento de los niños de sexto de primaria no tienen logros académicos aceptables.

“Entonces, el reto, claramente, es calidad”, refirió.

Para ejemplificar la brecha económica, el estudio detalla que la inasistencia escolar en niños de 6 a 11 en el grupo con mayor ingreso es de 0.2 por ciento, y 1.6 por ciento para los que menos ganan.

Pero para los jóvenes entre 20 y 30 años, la inasistencia en los que más ganan es de 12 por ciento y 79 por ciento para los de menos ingresos.


Los comentarios están cerrados.