SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM

Tras la reapertura de la mina San Martín, de Grupo México, el pasado martes se descubrió que las instalaciones fueron vandalizadas y robadas durante los 11 años que permaneció cerrada, informó Issac López Arzola, director de operaciones de Grupo México.

Debido a ello, reconoció que “la mina no está en condiciones de comenzar a operar. Vamos a hacer una fuerte inversión para recuperar la mina”.

Asimismo, agregó que, a consecuencia de la situación, tardarán tres meses para que la mina inicie una producción de mineral de 30 por ciento.

Sin embargo, aclaró que sólo estarán en condiciones de realizar trabajos de extracción de la mina, “porque los daños mayores están en la concentradora”, lo que impide procesar los minerales.

Para funcionar a 70 por ciento tardarán al menos seis meses y será hasta el próximo año cuando restablezcan en su totalidad la producción.

López Arzola advirtió que es necesario realizar, en primer término, la valoración total de las condiciones del equipo y maquinaria, “lo que implica que estamos obligados a pedirlo y son procesos que pueden llegar a ser muy tardados”.

Asimismo, informó que al reabrirse la mina se restableció a 265 personas “que ya tienen su trabajo seguro y van a comenzar a cobrar un salario”.

Aseveró que la intención es generar 600 empleos directos cuando la mina opere en su totalidad.

“Tenemos la intención de convertir la mina en una empresa con tecnología de punta para garantizar la generación de empleos”, concluyó.


Nuestros lectores comentan