REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO  .-Más de 300 cirugías bariátricas cada año realiza el IMSS a derechohabientes con obesidad mórbida. El exceso de peso y grasa corporal provocan complicaciones como diabetes, hipertensión, apnea obstructiva del sueño y la elevación de grasas en sangre.

Arturo Abraham Rodríguez González, cirujano bariatra del Servicio de Gastrocirugía y Cirugía Bariátrica del Centro Médico Nacional Siglo XXI, explicó que los candidatos a este tipo de procedimiento son mujeres y hombres entre 18 y 70 años de edad con exceso de peso de 40 kilos o más, y que han llevado un programa de dieta y ejercicio sin lograr los resultados deseados, o aquellos que tienen otras complicaciones derivadas de su sobrepeso.

El especialista agregó que la cirugía bariátrica permite el control exitoso de la diabetes, en promedio durante 10 años tras la operación, periodo en que el paciente no tendrá necesidad de medicamentos antidiabéticos, incluyendo la insulina, lo que repercute de inmediato en una mejor calidad de vida.

Indicó que enfermedades como hipertensión arterial, elevación de colesterol o triglicéridos, apnea obstructiva del sueño y síndrome metabólico, entre otros padecimientos crónicos, también se resuelven tras la cirugía y pérdida de peso.

La operación, dijo, consiste en disminuir la capacidad del estómago mediante una cirugía de mínima invasión por vía laparoscópica y la realización de un puente intestinal que disminuye la absorción de una parte de los nutrientes que aportan los alimentos, lo cual favorece la pérdida progresiva y controlada de kilos, así como la resolución de enfermedades metabólicas asociadas a la obesidad.

El Seguro Social ofrece este procedimiento en diversos hospitales del país. La mayoría de las operaciones se llevan a cabo en las Clínicas de Obesidad y Cirugía Bariátrica de los Hospitales de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, del Centro Médico de Occidente en Guadalajara, Jalisco, y del Hospital No. 25 de Monterrey, Nuevo León.

Los derechohabientes que reciben cirugía bariátrica no bajan de peso inmediatamente, enfatizó el especialista, sino que logran su peso ideal en un periodo de 18 a 24 meses, y es posible mantenerse así durante 20 años o más con alimentación saludable y ejercicio.

Hace cinco años, Ángel Gómez recibió la operación que cambió su vida. Antes de comenzar con el protocolo en el CMN Siglo XXI, pesaba 154 kilos y a los 35 años de edad su estado de salud se iba deteriorando, ya que padecía crisis severas por alta presión arterial y estaba por desarrollar diabetes.

Actualmente, pesa 84 kilos y dice sentirse “como otra persona”, con 70 kilos menos, sin las enfermedades y complicaciones del sobrepeso. El hecho de vivir sin dolores de cabeza es un cambio importante en la vida, verte más delgado te da seguridad y hace que te relaciones más, ponerte la ropa que te gusta ayuda muchísimo, pero el principal empuje que te da todo esto es la salud, subrayó.

Rubén Marín fue referido al CMN Siglo XXI tras 30 años de vivir con diabetes mellitus tipo 2 y debido a que su padecimiento se volvió difícil de controlar, además de que sufría de obesidad mórbida, tomaba varios medicamentos que dejaron de surtir efecto, por lo que la cirugía bariátrica se convirtió en su mejor opción.

A dos años de la operación, pasó de 118 a 77 kilos y ha logrado mantener en cifras normales sus niveles de glucosa y peso ideal. “Con la cirugía bariátrica prácticamente estoy curado, no utilizo ningún medicamento para la diabetes y solo tengo que mantener la disciplina de la dieta y de la actividad física”, enfatizó.


Los comentarios están cerrados.