REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO  .-La incontrolable demanda estadounidense de opiáceos no sólo provoca el crecimiento de muertes por sobredosis sino también una feroz lucha de los cárteles mexicanos por ganar mercados ilícitos, con incremento de violencia y homicidios.
Autoridades norteamericanas culpan a cárteles mexicanos de estar detrás de la peor crisis de drogas que se ha vivido en Estados Unidos, particularmente en la ciudad de Chicago.
Apenas hace dos semanas, funcionarios estadounidenses y mexicanas anunciaron un acuerdo para reforzar el combate contra organizaciones de narcotraficantes que, según sus informes, están inundando las calles de Chicago con heroína y fentanilo.
En especial preocupa el caso de fentanilo, una sustancia difícil de detectar y que narcotraficantes mezclan con heroína en ocasiones sin avisar a los consumidores.
En el caso de Chicago, el 80 por ciento de las muertes por sobredosis en 2015 estaban relacionadas con el uso de heroína y sólo el 16 por ciento con el de fentanilo, pero para 2016, las muertes por uso de fentanilo aumentaron hasta representar 56.6 por ciento del total de decesos por sobredosis de opioides.
Brian M. McKnight, encargado de la división de Chicago de la DEA, dice que la mayoría de esta droga que está matando a los habitantes de la ciudad junto al Lago Michigan es manufacturada en México, y que los cárteles mexicanos como el de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación controlan las rutas de contrabando.
«Estas organizaciones criminales son extremadamente peligrosos, violentas y continuarán aprovechando las redes de transporte y distribución en Estados Unidos», dijo Mcknight en un pronunciamiento reciente sobre las rutas de abastecimiento de droga a Chicago.
«La heroína de hoy en el mercado minorista cuesta menos y es más potente que la heroína que la DEA encontró hace dos décadas», explicó McKnight.
Las autoridades estadounidenses no han detenido el consumo ni la expansión acelerada de la demanda de opioides
Tan sólo entre 2015 y 2016, las muertes por sobredosis de opiáceos se incrementaron 74 por ciento en la ciudad, según datos del Departamento de Salud Pública de Chicago. Y gran parte de esas muerte se debió al abuso de fentanilo.
A la vez, México vive la peor crisis de violencia derivada en buena parte por la disputa de cárteles de la droga por controlar rutas de tráfico de heroína y fentanilo. Apenas el mes de julio de 2018 hubo más de 3 mil víctimas de narco violencia en el peor récord mensual desde 1997. Las entidades que tuvieron más víctimas de homicidio doloso en julio fueron Guerrero y Estados de México, productoras de opiáceos y Baja California y Chihuahua, fronterizas con EU.


Los comentarios están cerrados.