REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- A 10 años de la desaparición de dos de sus cuatro hijos que están en esa condición, María Herrera -convertida ahora en una de las mayores impulsoras de los derechos de las personas que buscan a un pariente- ofreció al próximo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador llegar al perdón a cambio de que trabajen y paren las desapariciones.

Para el Gobierno saliente de Enrique Peña Nieto la oferta fue más complicada: que encuentren a todos los desaparecidos.

“Si el Gobierno en el que estamos quiere de verdad un perdón, a lo mejor lo voy a dar, siempre y cuando nos entreguen a todas y cada una de las personas que nos faltan en nuestros hogares, de esa forma me va a reparar a mí el Gobierno”, señaló, entre lágrimas, en conferencia de prensa.

“Y al Gobierno que está por entrar también le digo lo mismo. A lo mejor yo voy a llegar al perdón, y lo digo personalmente, porque cada quien lleva su sufrimiento y a lo mejor (otros) no están dispuestos a perdonar, pero si a mí me demuestran con trabajos, con hechos, que están solucionando el problema, que ya no haya más desapariciones, y que nos ayuden a dar con el paradero de nuestros seres queridos, yo estoy dispuesta a perdonar, ese sería el trueque que yo ofrezco”.

El 28 de agosto de 2008, en Atoyac de Álvarez, Guerrero, sus hijos Raúl y Salvador fueron desaparecidos.

“Fue un dolor tremendo, como si hubiera caído una bomba atómica en mi familia”, recordó.

Pero, dos años después, el 22 de septiembre de 2010, en Veracruz, fueron desaparecidos otros dos de sus hijos: Luis y Gustavo.

En su búsqueda, María Herrera se sumó en 2011 al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, de Javier Sicilia, e increpó cara a cara al entonces Presidente Felipe Calderón.

Durante una conferencia, donde Herrera fue reconocida por ayudar con su lucha a otras madres de desaparecidos, Alan García -de la ONU-DH- reprochó que han pasado 120 meses sin que el caso se resuelva.

“Tres mil 648 días sombríos, con noches de insomnios, hostigamientos, amenazas, indolencia, insensibilidad pública, ausencia de resultados, laberintos burocráticos, antesalas prolongadas, papeleos inútiles, diligencias extraviadas y oficios desorientados”, resumió García.

“El Estado debe cumplir con sus obligaciones internacionales y acabar definitivamente con la impunidad, revelar la verdad, esclarecer la suerte de los hermanos Trujillo Herrara; México cuenta con víctimas decididas, pero aún carece de funcionarios dispuestos y capaces”.

En tanto, Santiago Corcuera, ex presidente del Comité contra Desapariciones Forzadas de la ONU, consideró que la impunidad en estos casos se debe a la falta de independencia e imparcialidad de los Procuradores, por lo que urgió mejorar la designación del próximo Fiscal General.

“Por eso, por mucho que nos ofrezcan ternas de personas impecables y fantástica, decimos no al Fiscal Carnal”, lanzó en referencia a las propuestas que ha mencionado Andrés Manuel López Obrador.

Corcuera se pronunció nuevamente por la creación de una comisión internacional que ayude a combatir la impunidad, como en el caso de Guatemala.


Los comentarios están cerrados.