KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- A 40 años de la creación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) se ha tenido una evolución en la jurisprudencia internacional, especialmente en materia de identidad de género, la cual debe ser aplicada en todo México al formar parte de esta corte.

Sin embargo, su aplicación no se ha dado en las entidades federativas por falta de “voluntad jurídica política y accesibilidad social”, sentenció Pedro Salazar Ugarte, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Detalló que en el tema de identificación de género, orientación sexual y matrimonio igualitario, se brinda una amplia protección al derecho de cada persona de auto definir su identidad de género con absoluta libertad, tras la petición del estado de Costa Rica.

Esto, enfatizó, se traduce en “que una persona puede vivir su libertad sexual con plena  garantía, junto con un desarrollo de su personalidad acorde a sus preferencias orientaciones e identidades”, lo que emite parámetros para todos los países que integran la corte en materia de identidad de género.

Reflexionó que, como consecuencia, se establece el reconocimiento de derechos de las personas, como el contraer matrimonio con personas del mismo sexo si así se desean, “sin restricciones”, a través de una solicitud a los estados para la adopción de las decisiones para realizar el ejercicio de este derecho, “con cierta facilidad, sin obstáculos, restricciones por parte de las autoridades”.

Salazar Ugarte aseguró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a través de la aceptación de distintas jurisprudencias, ha sostenido “el derecho de cualquier persona en todo el territorio nacional para contraer matrimonio con quien lo desee, sin que tenga que ser un matrimonio de sexo opuesto”.

Dicho criterio ya es vinculatorio, es decir, “es obligatorio para todos los jueces del país, pero todavía no ha trasformado las prácticas administrativas en los registros civiles”, acción que aún no se realiza en gran parte de los estados.

Asimismo, el doctor en Derecho Internacional refirió que se debe realizar “una exigencia a que las autoridades de las entidades federativas asuman la responsabilidad de facilitar el procedimiento  para la celebración de los matrimonios igualitarios”.

Esta exigibilidad existe, ya que hay un documento de “carácter internacional que da herramientas a quien lucha por el reconocimiento de estos derechos”, sostuvo.


Los comentarios están cerrados.