Nadie quiere acostumbrarse a los balazos.


Los comentarios están cerrados.