REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO.- Momentos después de que Pablo Gómez les tomó protesta, estallaron en júbilo en el salón de plenos.

Los diputados se abrazaban, caminaban para felicitar a otros compañeros que estaban en otros pasillos, en curules más alejadas. Había desorden en el pleno, diputadas con lágrimas en los ojos, celulares que grababan el momento histórico.

Los 247 diputados de la nueva mayoría lanzaron el grito de “¡Morena, Morena!”.

Legisladores provenientes de movimientos de izquierda formaron un círculo a la mitad del salón y levantaron el puño. Su coordinador, Mario Delgado, levantaba el brazo, efusivo.
“¡Es un honor estar con Obrador!”, gritaron ex perredistas, fundadores de Morena y neomorenistas.

Las arengas se extendieron hasta las galerías donde estaban invitados y familiares de los flamantes diputados.

Luego de 30 años de lucha, desde las elecciones del 88, ahí estaban juntos Dolores Padierna, Mario Delgado, Javier Hidalgo, Lorena Villavicencio, Tatiana Clouthier, Alfonso Ramírez Cuéllar, Aleida Alavés, Horacio Duarte.

Mientras el ex priista Miguel Ángel Chico gritaba “Morena”, la ex panista Gabriela Cuevas aplaudía y reía.

El presidente de la Mesa de Decanos, Pablo Gómez, daba tiempo para el festejo, para luego reanudar la sesión.

Padierna, que sería electa vicepresidenta de la Cámara, comentó que los gritos expresaron la emoción contenida por muchos años.

Aleida Alavés dijo que la emoción se sentía desde la llegada al salón de plenos.

“Tenemos la esperanza de que la cosas sean distintas, no queremos comportamos como ellos; queremos deshacer esos códigos en la política”, mencionó sobre la tarea de la nueva mayoría de izquierda.

Los gritos retumbaron en el pleno, ante el silencio de priistas y legisladores del PVEM que miraban de pie el festejo del triunfo del pasado 1 de julio.

Los panistas, que habían retrasado la sesión constitutiva por 45 minutos, tenían preparada la primera protesta de la 64 Legislatura.

Sacaron cartelones exigiendo justicia para Monterrey y Guadalupe, municipios de Nuevo León que perdió el blanquiazul ante las impugnaciones del PRI.

“Justicia”, exigieron los panistas, pero su grito fue ahogado por la respuesta de los morenistas, que casi los triplican en número.

La nueva mayoría respondió con el grito de “!Puebla, Puebla!”, una elección que Morena aún anda peleando.

Más fuerte se escuchó el conteo por los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, “1, 2, 3, 4. 43. “¡Justicia!”.

La emoción se mantuvo cuando Porfirio Muñoz Ledo fue electo presidente de la Mesa Directiva y rindió protesta.

El fundador del PRD pidió entonar el himno nacional y al final gritó “¡Viva México”!.

“Llevamos 30 años cantándolo al terminar cada mitin”, dijo emotivo Javier Hidalgo, surgido de la Asamblea de Barrios.

Al informar sobre la integración de la Cámara, el secretario general destacó el carácter histórico de la 64 Legislatura.

Esta Legislatura, remarcó, tendrá tres rasgos fundamentales: mayor cercanía a la paridad de género, con 241 diputadas, el reconocimiento político a la realidad indígena del país y la consolidación de nuevas fuerzas políticas mayoritarias.


Los comentarios están cerrados.