Que no se confunda justicia y olvido.


Deja un comentario