ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Para el cierre de año, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) requiere un recurso extraordinario de más de 200 millones de pesos, que se pretende conseguir de gestiones con el nuevo gobierno federal entrante, para cumplir las obligaciones contractuales con sus sindicatos y la institución.

Dentro del segundo informe de labores que presentó al Consejo Universitario el rector de la máxima casa de estudios del estado, Antonio Guzmán Fernández, se explicó que del recurso del Ejercicio Fiscal 2018, cuyo monto fue de mil 844 millones de pesos, 95.66 por ciento se destinó al gasto total para el pago de nómina, con el objetivo de reducir el gasto de operación, compromiso principal que efectuó con los docentes a su llegada a la administración, pero que han afectado los recursos para los últimos meses del año.

“Se destinó al rubro de servicios personales, disminuyendo los gastos de operación. Aun así debo enfatizar que los egresos para el ejercicio fiscal son por la cantidad de 2 mil 305 millones, situación que para el cierre del presente año representa un déficit de alrededor de 190 millones de pesos”, expresó.

“Esperamos que las nuevas autoridades y representantes populares sean sensibles a la situación de la Universidad, pero sobre todo al esfuerzo que los universitarios  estamos realizando desde el inicio de la presente administración”, expresó.

Detalló que actualmente la UAZ oferta 91 Programas Educativos, entre doctorados, especialidad, maestrías, licenciaturas, preparatoria  y secundaria, donde se desempeñan 2 mil 229 docentes, que brindan atención y formación a 38 mil 768 estudiantes en el estado.

Expuso que de la plantilla docente, 52 por ciento es de tiempo completo, 10.18 por ciento de medio tiempo, mientras que 36.25 por ciento cuenta con asignaturas; sin embargo, destacó que respecto los de tiempo completo, 97 por ciento tiene estudios de posgrado, 59 por ciento de doctorado y 34 por ciento maestrías, por lo que son maestros preparados y capaces de preparar a los jóvenes.

A pesar de la insolvencia económica, enfatizó, se logró avances en infraestructura, con la creación de aulas y la extensión de planteles, así como el desarrollo de convenios, para trabajar en investigaciones científicas, o la vinculación para que estudiante viajen a estudiar a otras universidades nacionales.

Puntualizó que la máxima casa de estudios del estado ha mantenido sus indicadores de calidad, pese a los faltantes económicos, lo que habla de la conciencia y esfuerzo de todos los que integran la institución, para su rescate.

Por su parte, el gobernador del Estado, Alejandro Tello Cristerna, detalló que en la Universidad se debe trabajar en la disminución de la deserción escolar, pero sobre todo, en superar la crisis financiera en la que se encuentra.

“A pesar de que la UAZ se ha mantenido fuerte a lo largo de los años, no podemos ni debemos ignorar los retos que tenemos en la actualidad, sobre todo en materia financiera”, por lo que expresó que continuará apoyando y gestionando para devolverle la solidez financiera a la institución.

Convocó a los universitarios a seguir avanzando y trabajar en adaptar el modelo educativo a los nuevos tiempos y necesidades, con el propósito de otorgar a los estudiantes las herramientas que permitan incorporarse en el área laboral.


Deja un comentario