LA CHIFLADERA…

Llegó septiembre, y con el mes, la Feria Nacional de Zacatecas. Y claro que con la feria, llegaron también los primeros eventos de relumbrón donde, quieran o no, el pueblo se desplaya con singular alegría y, en esta ocasión, volcó sus quereres y sus repudios durante la ceremonia de coronación de la Fenaza 2018… con tooodo.

Ahí tiene que estaban presentando a los distinguidos invitados especiales del evento, y presentaron a Cristina Rodríguez de Tello… y que se lleva rechifla y abucheo; presentaron a la presidente municipal Judit Guerrero… y más rechifla y abucheo; y presentaron al presidente del patronato, Federico Borrego… y la chifladera no tuvo fin. ¿Así o más claro habla el pueblo?

NO HAY MANDO

Por cierto que, hablando de la Fenaza, vaya que al interior del Patronato se traen un muy bonito des…orden, pues parece como si no hubiera ni quién mande y ponga eso precisamente, orden en lo que hacen los subordinados, porque a decir de un montón de expositores, comerciantes y hasta asistentes, no se ve claro quién es el mandamás.

Cuentan amargamente que desde el achichincle de menor nivel hasta los que tienen alguna coordinación en sus manos, todos parecen patrones, todos mandan –a veces incluso unos contra otros– ya sea en los espacios comerciales, en las contrataciones artísticas, en los eventos individuales o en las exposiciones. Nooo, pues con razón…

¡SÓBESE!

Al que también ayer le fue mal, dicen los chismosos que fueron testigos, es al mismísimo secretario general de la Universidad Autónoma de Zacatecas, Rubén Ibarra, en plena celebración del cincuentenario de la máxima casa de estudios de la entidad. No le aunque que fuera ocasión festiva, le fue… como en feria, muy ad-hoc.

Y es que los mirones cuentan cómo se llevó tremenda cachetada de parte de una docente que, inconforme por lo que pasa en la UAZ, intentaba bloquear o boicotear el festivo evento de aniversario; Ibarra se interpuso para impedirlo y… ¡tómala! que le sueltan sonoro sopapo entre buche y oreja. Dicen que lo rescataron los guaruras del rector, y sólo le quedó sobarse… y secarse una lagrimita.

TOMA Y DACA

Vaya relajito que se armó en el PAN cuando, por órdenes de la Sala Monterrey del Tribunal Electoral federal, bajó a Pedro Martínez de la primera fórmula de plurinominales para el congreso de Zacatecas, porque era hombre y entonces no se cumpliría con la paridad de 15 hombres y 15 mujeres en la Legislatura local.

Pero ahí tiene que el buen Pedro se inconformó ante la Sala Superior del mismo tribunal y, en virtud de que además de la paridad también hay que abrir espacio a las personas con discapacidad (como lo es Pedro)… pues que echan atrás a la Sala Monterrey y le regresan su pluri. Y ni cómo se quejen las féminas de que no se respetan sus derechos, cuando su lucha ya llevó también a que se respeten los derechos de otros sectores. ¡Ahora, se aguanta!


Deja un comentario