KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Por falta de solvencia económica del Ayuntamiento de Guadalupe se canceló el Programa 3×1 para Migrantes que sería aplicado para becas y obras en infraestructura educativa, dio a conocer Fabricio Sánchez Sánchez, encargado del programa en el ayuntamiento.

Al respecto, detalló que la actual administración no recibió un recurso extraordinario por parte de la Federación ni por parte del Estado, razón por la cual no se cumplió el compromiso del programa. El monto que requería el ayuntamiento era de 5 millones y medio de pesos, informó.

“La Federación y el Estado estuvieron en la mejor disposición para proporcionar sus aportaciones, pero el Municipio no tuvo la solvencia económica para sacar adelante este tipo de obras e intervenciones del 3×1”, sentenció.

Sánchez Sánchez refirió que la aplicación del programa fue un compromiso del presidente con licencia, Enrique Flores Mendoza, con la continuación de Samuel Soto Díaz, pero “en últimas instancias, y al término de la administración, se tomó la decisión de regresar el recurso a los beneficiarios”.

En el caso de las becas 3×1, refirió, se vieron afectados 200 estudiantes de nivel superior y media superior, a quienes se les regresó un total de 500 mil pesos.

Otro de los proyectos afectados fue la colocación de un domo en la primaria Solidaridad, por lo que se devolverán 140 mil pesos; aulas en la preparatoria Torres Bodet, en la comunidad de Tacualeche, se reintegrarán  254 mil pesos, más la compra de vitrales en la iglesia de nuestra señora del Carmen, con 50 mil pesos.

En el caso de las obras pendientes, expuso Sánchez Sánchez, “el recurso se queda en Secretaría de Finanzas (Sefin), ya que los beneficiarios esperan tener un apoyo solución por parte de la nueva administración que entrará en función el 15 de septiembre”.

Asimismo, puntualizó que este programa opera con aportaciones de la Federación, Estado, Municipio y el beneficiario, y estos últimos reemplazan la aportación de los club migrantes, quienes desde hace varios años han dejado de dar su aportación.

Justificó además que la solicitud de documentación, como de la aportación económica del beneficiario, se solicitó antes de confirmar el recurso por parte del ayuntamiento.

“Fue para poder meter los programas y la gestiones del recurso estatal y federal, ya que se tiene que un límite de tiempo para subir los proyectos del 3×1 para que sean considerados por parte del Covam (Consejo de Validación y Atención a Migrantes)”, aseveró.


Los comentarios están cerrados.