Rafael Calzada Vázquez
Rafael Calzada Vázquez

Los investigadores y académicos del derecho, vemos la inminente reforma y puesta en marcha del consejo de la judicatura del Estado de Zacatecas.

Virtud a que en nuestra entidad, a la fecha, continúa siendo el presidente del Tribunal Superior de Justicia, quien realiza el ejercicio de la disciplina, vigilancia y administración, en lo relativo al funcionamiento del poder judicial.

Los antecedentes de este esquema funcional–estructuralista los encontramos en Francia, donde florece el Consejo Superior de la Magistratura, en 1946, Italia en 1948, Portugal en 1982, Turquía en 1961, Grecia en 1975, España en 1978 y Rumania en 1991.

La figura del Consejo de la Judicatura existía en México desde 1988, en los Estados de Sinaloa y Coahuila.

El 31 de diciembre de 1994, en el Diario Oficial de la Federación se da a conocer la reforma para el consejo de la judicatura federal.

Se trata de dejar a los jueces que impartan justicia y a los administradores que administren.

En la ciudad de México existe un consejo que pudiera servir de modelo para Zacatecas y, tiene,  entre otras, las siguientes atribuciones y funciones legales:

Expedir los acuerdos generales y demás disposiciones reglamentarias para el adecuado ejercicio de sus funciones;

Emitir opinión al Gobierno de Ciudad de México, con motivo de las designaciones y ratificaciones de los Magistrados;

Designar a los jueces de Ciudad de México, así como adscribir a los jueces y magistrados. Asimismo, resolver todas las cuestiones que con dicho nombramiento se relacionen, cambiar a los jueces de una misma categoría a otro Juzgado, así como variar la jurisdicción por materia de los Juzgados de Primera Instancia y de Paz.

Resolver, por causa justificada, sobre la remoción de jueces y magistrados, por sí, o a solicitud del Pleno del Tribunal;

Vigilar que se cumplan las disposiciones que sobre la carrera judicial señale esta Ley y aprobar los planes y programas del Instituto de Estudios Judiciales;

Conocer y resolver las quejas que no sean de carácter jurisdiccional, así como los procedimientos oficiosos contra actos u omisiones de los miembros del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, magistrados, jueces y demás servidores de la administración de Justicia, haciendo la sustanciación correspondiente y, en su caso, imponer la medida disciplinaria procedente.
Ordenar, por conducto del presidente del Consejo, cuando se hubiere ejercitado acción penal en contra de un magistrado o un juez en el desempeño de su cargo o con motivo de éste, que sea puesto a disposición del juez que conozca del asunto

Pedir al presidente del Consejo y a sus integrantes, el fiel cumplimiento de sus obligaciones y en su caso fincar la responsabilidad en que incurran de acuerdo con esta Ley;

Elaborar el presupuesto del Tribunal Superior de Justicia, de los Juzgados y demás órganos judiciales, incluido el Consejo de la Judicatura, dando prioridad al mejoramiento de la impartición de justicia.

Vigilar que se cumplan las disposiciones legales y

Realizar visitas administrativas ordinarias cada tres meses a las Salas

Designar a un secretario general del Consejo, quien asistirá a las sesiones

Designar al Jurado que se integrará para el examen que presentarán las personas que deban ejercer los cargos de peritos, en los asuntos que se tramiten ante el Tribunal y dentro de los requisitos que esta Ley señale;

Nombrar al oficial mayor; al contralor general; a los directores y funcionarios

Fijar las condiciones generales de trabajo de los servidores públicos judiciales de base;

Es de importancia y de urgencia la reforma necesaria para esta cuestión y su instrumentación.  Amén de otras reformas para impartir justicia en otras materias.

 

rcalzadav@gmail.com


Deja un comentario