FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

ENCUENTROS CERCANOS (2). Esta es una de tantas historias de cómo los extraterrestres viven entre nosotros, esperando el día para conquistarnos; nomás se ponen de acuerdo sobre el nombre del partido que van a fundar. Chale.

“Pues la mera verdad yo no entiendo cómo Porfirio va casi a besarle la mano al inútil de Peña Nieto. Y luego Martí Batres, poniendo cara de YO NO FUI le hace segunda. Ese güey de Peña es un entreguista y responsable del gran desfalco nacional. El es el culpable de todas las muertes y desapariciones de mujeres por no atender con premura la alerta de género. En resumen, Porfirio Muñoz Ledo y Martí Batres son expenosingles”.

Ahí está justamente el momento en el que el compañero Vortix la caga rotundamente. Todo iba según el plan, lo ensayamos durante un mes, UN MES CHINGADA MADRE, y ¿para qué?, ahhhhh para que el camarada saque un albur venusino en medio de la entrevista. “Camarada Vortix es usted muy karamaflax”, terminando de decir esto, el general Glot acciona el desintegrador molecular que hace papilla a Vortix. “Y el próximo se hará acreedor a un castigo peor señores, ya no podemos permitirnos tanta pendejada, ¿qué no entendemos? Estamos a punto de conquistar este méndigo planeta bicicletero y a zurrarla”.

El general Glot recibe una llamada del Emperador Popul IV. Se escuchan gritos y amenazas. Se hace el silencio. El general habla: “¿Y quién es el baboso? Todo yo, todo yo. El emperador está buscando otro pretexto para darme viaje. Así es que a reponer al Noroña para que siga infiltrado en el parlamento. A Velasco no, está muy babotas. A ponerse la pila nuclear camaradas”, arenga el general Glot.

“Sí Edelmiro, es el problema de la educación privada en Venus. Ahí tienes al general Glot. El egresó del ITAV (Instituto Tecnológico Autónomo de Venus) y nunca se ha distinguido como un buen estratega, vamos, si como contador no la peló, imagínatelo como general encargado de la conquista de la Tierra. Dicen que tenía un despacho en su rancho en las colinas del norte de Glot, pero que le dio de repente por las armas y de pronto, ¡pum! general el tipo”, comenta uno de los miembros del equipo con su compañero en la hora de la merienda.

“Sí eso me dijeron. Y dicen que aquí lo descubrieron unos expertos cuando pidió al Alejandro Fernández, en un palenque, una rola de Van Halen. Uyyy la indiada casi lo lincha al generalote. Además, todo el día se la pasa pedote, creo que deberían de mandar a otro. Yo al menos no tengo broncas, trato de llevarme bien con mis vecinos y hago exactamente lo mismo que ellos. Porque hay que fijarse bien en lo que hacen los terrícolas para no cajetearla mi estimado Chuyín, Pues a ver con qué sale mañana el general. Hay que estar al pendiente con los avisos”.

Al día siguiente, un grupo de avanzada se dirige a la Cámara de Diputados para entrevistarse con el Noroñas y darle indicaciones del alto mando venusino. El Edelmiro y el Chuyín son los encargados de transportar al contingente y llevar algunas botanas, porque se anunció que por falta de lana, se iba a suspender el servicio. “Oye Chuyín, como que no se me antojan esos pinches lonches venusinos, tienen mucho nitrógeno y me hinchan muy gacho la panza. Mejor lánzate por unas guajolotas y dos champurrados ¿no?”, “Ya ‘stas carnalito; es más, mejor vamos los dos, al cabo esos güeyes se van a tardar un ratón”. El Edelmiro y el Chuyín le entran con fe a las guajolotas y a unos tacos de suaperro de primer mundo. Cuando llegan al punto de encuentro no está ni la camioneta ni el general. Más tarde se da a conocer que estaban estacionados en doble fila y, al querer sacar la charola, fueron detenidos por la policía.

Se sabe que el general Glot y sus principales hombres fueron ejecutados en Venus. “See, en eso iba a acabar ese güey, nomás se la pasaba haciéndose pendejo. Ojalá el emperador mande gente con ganas y experiencia para conquistar a estos pinches nacos. Vamos al Oxxo por una de bacachá Edelmiro, eso merece un brindis”.

¡DICEN QUE CUAUHTÉMOC BLANCO ES DE PLUTÓN!


Los comentarios están cerrados.