Nuestros lectores comentan

  1. Es por demás, los mexicanos no tenemos dignidad para oponernos a las estupideces de los políticos quienes son tan burros como los maistros que no quieren estudiar, con perdón de los asnos.

    Responder

Deja un comentario