Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

Suscribe ayer alianza Prosa con Discover, manejará aquí sus tarjetas y en 18 meses por más servicios

 

DE LOS GRANDES desafíos que hay en el ámbito financiero está el acrecentar la penetración bancaria.

Y es que hoy en día hasta 90 por ciento de las transacciones comerciales se realizan con efectivo, justo por la falta de infraestructura bancaria que hay en una buena cantidad de localidades.

De ahí lo relevante de una operación que ayer se concretó en el ámbito del procesamiento de tarjetas. Resulta que Prosa, que comanda Alejandro Morales Bustamente, suscribió por la tarde una alianza con la estadounidense Discover Financial Services, tras negociaciones que se prolongaron por 9 meses.

Mediante este arreglo, que signó Joe Hurley, vicepresidente senior y jefe de desarrollo de negocios globales de Discover, las tarjetas de esta influyente firma financiera, entre ellas Discover, Diners Club y Pulse podrán ser aceptadas en los puntos de venta y cajeros automáticos que son parte de la red PROSA.

Para cantidad de visitantes, turistas y hombres de negocios que vienen a México, es una buena noticia, ya que podrán echar mano de sus plásticos para realizar compras.

Para PROSA, amén de las alianzas con VISA, que lleva Adriana Ramírez, y Mastercard de Antonio Junco, éste es el primer arreglo de este tipo.

Por lo que hace a Discover, que tiene una participación de casi 25 por ciento del negocio de tarjetas de pago en EU, constituye a su vez otro paso en la expansión de su red Discover Global Network. En AL quizá siga a Argentina, Chile y Perú.

Sólo con la tarjeta Diners Club –que antes perteneció a Citigroup–, Discover tiene presencia en 120 países y ya ha logrado alianzas en China, Japón, Corea del Sur, India, Turquía, Nigeria y Brasil.

Aunque el interés de PROSA y Discover es escalar el alcance de este arreglo, de entrada los clientes de esta última accederán a 500 mil comercios de 160 adquirientes y 20 mil cajeros que tiene la procesadora mexicana, la cual por cierto el 30 de noviembre cumplirá 50 años de historia, al igual que su marca Carnet.

Los dueños de PROSA son Banorte, de Marcos Ramírez, Scotiabank, de Enrique Zorrilla, Santander de Héctor Grisi, HSBC a cargo de Nuno Matos, Invex, de Juan Guichard y Banjército, que lleva René Trujillo.

A la fecha, PROSA realiza 3 mil 600 millones de transacciones al año, lo que significa una facturación de 1.3 billones de pesos con plásticos que no son sólo de sus socios, sino de una gran cantidad de intermediarios financieros no bancarios como sofomes, sofipos, sapis, cajas de ahorro, etc. Discover podría agregarle en un par de años un millón de operaciones más.

PROSA, junto con E–Global de Bancomer, que lleva Eduardo Osuna y Citibanamex, a cargo de Ernesto Torres Cantú, es uno de los grandes impulsores en México del uso de medios de pago.

En ese ámbito el enemigo a vencer es el efectivo, aunque habrá que hacer más por parte de las autoridades para motivar un mayor crecimiento de la infraestructura de terminales punto de venta y cajeros.

Como quiera, la llegada de Discover a México es una muy buena noticia y se espera que su alianza con Prosa sume otros servicios en un plazo de 18 meses.

LE PLATICABA DE la evolución del viejo pleito entre MVS, de Joaquín Vargas y Clearwire, subsidiaria de Sprint, que lleva Marcelo Claure. El asunto se remonta a febrero del 2015 cuando esta última demandó en el Juzgado Segundo de Distrito a MVS. Se reclama el hurto de 31 millones de dólares que había aportado a una entidad denominada MVS Net para desarrollar una red de banda ancha móvil. Esta ya no se hizo, pero Clearwire no pudo recuperar lo aportado, según esto porque no liquidó a tiempo 4.5 millones de dólares de un crédito que dio MVS. Clearwire alega que los Vargas se negaron a recibir el pago. Ya lograron dos victorias, incluido el Segundo Tribunal Unitario. Falta un amparo. El punto es que MVS ya vendió a América Móvil los 60 Mhz de la banda 2.5 Ghz. Si el último recurso se pierde, la venta a Carlos Slim se invalidará. Todo deberá regresar al estatus de diciembre del 2014. Vale señalar que en esa transacción se involucraron las acciones de MVS, ya que esa entidad es la dueña del espectro. Este elemento hace más delicado lo que está en juego y que se decidiría este año o a principios del 2019.

LA PAPA TAMPOCO se incluyó en el acuerdo comercial que se pactó con EU. Ya le platicaba al respecto. Sucede es que su situación aún está en el ámbito judicial, no con un enfoque de bloquear comercialmente a EU, sino de pertrechar nuestro campo por aspectos fitosanitarios ligados con 43 plagas. A través de CONPAPA que preside Gerardo García Menaut se iniciaron desde el sexenio de Felipe Calderón acciones para detener la llegada de papa fresca. Ya se ganaron dos amparos que están firmes y en otros 2 juicios hay sentencias definitivas. El tema aún va para largo y no se descarta llegar inclusive a la SCJN, que preside Luis María Aguilar.

AUNQUE EL PESO se ha recuperado, la verdad es que no hay nada escrito para su desempeño. En lo interno se mantiene la incertidumbre respecto a la política pública que seguirá el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y en lo externo siguen las dudas con respecto a los países emergentes y en particular con China presionada por Donald Trump. Si ese país no avanza la recuperación de las materias primas tendrá un techo. Así que cautela.


Los comentarios están cerrados.