IZQUIERDA DESLUSTRADA

Dizque metido en su papel de diputado federal –la suerte que tienen unos cuantos…–, el morenazo zacatecano Óscar Novella se aventó la fenomenal puntada de intentar respaldar, o justificar, o avalar y defender algo que es indefendible en este momento: las evaluaciones a los profes están obligadas por ley, ¿cómo se le ocurre pedir que se suspendan?

Lo que pasa, dicen los chismosos que lo conocen, es que el novel Novella (que más bien suena a novela pero muy mala) anda con su pretendida imagen de “luchador de izquierda”, pero sin estar preparado en realidad, sin convicción y nomás como pantalla para engañar bobos. Dicen que hasta se quiere sentir como el “heredero” del Oso Medina. ¡Ahí nomás!

 

CURA INMORAL

A punto de recibir los trastos para hacerse cargo del ayuntamiento guadalupense, dicen las víboras chismosas que el electo Julio César Chávez anda como loco, curándose en salud, al reclamar que en estos últimos días la administración de Enrique Guadalupe Flores Mendoza le está dejando un enorme desorden y deudas, aprobando cochinadas en lo oscurito y más.

Según los lenguas largas, Chávez se llena la boca señalando lo que él llama “inmoralidades”, pero es que –dicen– le falla la memoria sobre su chapulineo, su periodo como secretario del ayuntamiento o como regidor, sus aprobaciones de deuda, y su muy gris paso por una subsecretaría de gobierno. Y por supuesto, omite referir su arrastrada sumisión –según cuentan– a David Monreal Ávila, quien aseguran será quien mande en Guadalupe.

 

PRIMERO LA IMAGEN

Por cierto que, hablando de las administraciones que se van y las que llegan, cuentan los de lengua viperina, que en el ayuntamiento capitalino, los morenazos ya se andan preparando para entrar, bajo la batuta de Ulises Mejía Haro, y lo primero que han hecho es tomar varios cursos de entrenamiento y capacitación.

El primero que han tomado, dicen con sorna los verduleros, fue uno de “protocolo y buenas maneras” o algo así, donde prácticamente les recetaron el antiquísimo “Manual de Carreño”, y les enseñaron a no usar ni charol ni zapatos tenis en la chamba, y a sonreír adecuadamente, y las mejores “poses de político”. ¿Y de política? A ver si un día toman un cursito… o dos.

 

SIGUE LA HUIDA

Como si no hubiera sido suficiente el escandalito que se armó con la salida de la diputada Navidad Rayas de la bancada y las filas del PRI para sumarse a Morena, ahora resulta que, como al perro más flaco, al PRI parecen estar cargándosele todas las pulgas… o más bien se les están saliendo del barco… ¿o cómo era?

El chiste es que ya se les fue también el diputado Adolfo Zamarripa –en este caso a la fracción parlamentaria del PANAL– así como la diputada Karla Valdez, a la bancada del Partido Verde (que, según chismosos, está más cerca de Morena que del PRI o de sí mismos). Al paso que van, al profe Felipe Ramírez Chávez ya no sólo le van a llamar la atención desde arriba, por lo que pasa en el partido que dirige… lo van a poner en la esquina y con sus orejotas.


Deja un comentario