MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Trabajadores del Ayuntamiento de Zacatecas denunciaron hostigamiento e irregularidades en la rescisión de sus contratos, durante el cambio de administración, y se quejaron de que el argumento que les han dado para sacarlos de la presidencia es que se requieren las plazas para cumplir los compromisos políticos del nuevo alcalde, electo por Morena, Ulises Mejía Haro.

Una de las afectadas, Cecilia Ruvalcaba, precisó que aproximadamente 200 trabajadores enfrentan este problema. Expuso que los despidos quieren hacerlos de manera verbal, sin ningún documento de por medio, y que se están ofreciendo liquidaciones menores a las que estipula la ley. Además, advirtió desactivaron el checador del personal, afectando con ello a los más de mil 500 trabajadores.

Precisó que el argumento del ayuntamiento es que se trata de contratos ilegales y que ya terminaron. Al respecto, expuso que son contratos por tiempo indeterminado y no hay una fecha límite.

Los afectados denunciaron que no existe ningún procedimiento formal para llevar a cabo la rescisión del contrato, pues pretenden hacerlo de forma verbal, sin ningún documento que avale el despido.

Además, lo están haciendo a través de distintas personas, incluso que no pertenecen a la presidencia municipal, sino que se contrató a un despacho para llevar a cabo este proceso.

Aseveraron que la autoridad se ha negado a hacer el procedimiento como lo marca la ley, no se ha entregado nada por escrito e insisten en realizarlo de forma verbal, violando así sus derechos como trabajadores.

Manifestaron que tienen el conocimiento de que se pretende mover a 200 personas de sus espacios de trabajo para ingresar a otras tantas más y el argumento ha sido que necesitan esos espacios para los compromisos políticos adquiridos por el presidente municipal, “prácticamente, ocupamos tu plaza”.

Informaron que Iván de Santiago, quien funge como director de Desarrollo Social, tiene la autorización de ingresar a 30 personas en esta dependencia, por lo que se lleva a cabo el mismo procedimiento.

Refutaron que las autoridades no son congruentes entre las acciones y lo que señalan al exterior, pues no hay disposición ni trato para resolver esta problemática con base en la ley.

Exhibieron que el checador fue desactivado, por lo que llamaron a que no se haga un mal uso de esa situación y se actúe de mala fe, porque finalmente afectan a todo el personal de la presidencia, alrededor de mil 500 trabajadores.

Dijeron estar abiertos al diálogo y, aunque de momento no pretenden tomar las instalaciones para no afectar a la ciudadanía, dejaron abierta dicha posibilidad, en caso de no recibir la atención requerida con base en la ley.

Informaron que hay trabajadores con una antigüedad desde los cinco hasta los 20 años de servicio, por lo que les parece injusto que les ofrezcan determinada cantidad, sin tomar en cuenta lo que señala la ley.

Aprovecharon el día de asueto para instalar en los lugares de los afectados a quienes serían sus reemplazos, sin notificarles debidamente y con base en la legalidad, la rescisión laboral.

Cabe señalar que los regidores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Mayra Espino, Orlando Torres, así como del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juan Manuel Solís, apoyan a los trabajadores afectados al considerar que se incurre en varias faltas y violaciones a sus derechos.

Por otro lado, la encargada de Comunicación Social, Nancy García, refirió que la postura del ayuntamiento, respecto a esta problemática, sería otorgada a través de un comunicado de prensa.


Nuestros lectores comentan

  1. Pues que pensaban que era eterno el puesto, fuera todos los lambiscones del pri y su arrastrado estrella manuel ibarra raterasos de la judith

  2. Es ilegal y arbitrario correr a los trabajadores por el simple hecho de que tienen compromisos, demuestran con estos hechos lo injusto ya que muchos de esos trabajadores votaron por Morena. Con la llegada de estos camajanes es más que evidente el triste futuro de la capital. Si ellos que criticaban a los anteriores y ahora hacen lo mismo es que son peores. Al tiempo