FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

ENCUENTROS CERCANOS (3). Esta es una de tantas historias de cómo los extraterrestres viven entre nosotros, esperando el día para conquistarnos; nomás se ponen de acuerdo sobre el nombre del partido que van a fundar. Chale.

Desde hace muchos años, los venusinos han querido conquistar nuestro mundo, pero por mil razones, siempre fallan. Parecen partido político palero que nomás no crece y tiene que andarlas dando al menor motivo para no perder el registro. Poco a poco se han incrustado en nuestra sociedad y ya hasta diputados y senadores tienen. En algunos municipios del país gobiernan desde hace años.

“Pues con la que acudimos a un lugar llamado México y nos metimos de diputados, ya ve que en ese lugar la gente elige a los más raros especímenes de la fauna terrestre, así que no nos fue difícil ir de candidatos y ganar. Pues bien, el partido en donde andamos estableció un plan de austeridad y todos, hasta los más mamucos, se agarraron a llegar al parlamento en bicicleta. Pues aquí el Geltux, cuyo nombre es Apolinar y su apodo terrestre es El Tuercas, llegó en un patín del diablo y luego luego lo tacharon de extraterrestre y mamón”.

“A ver pinche Tuercas, qué tienes que decir en tu defensa”. “Pues la mera verdad es que ya no alcancé a comprar una bici, entonces me afané este patín de una casa ahí en la colonia y le puse un motor turbo para llegar rápido a las sesiones. Además, le di rait al Popochas y al Siboney, que también tenían que llegar a la sesión. Entonces, en una parada en la Avenida Juárez, un pinche metiche nos tomó una foto que subió al face y dijo que éramos extraterrestres que veníamos a conquistar el planeta. Aquí el compañero Popochas lo desintegró, pero ya era tarde general”.

“Tenemos años y años queriendo conquistar este país, ya parecemos perredistas queriendo ganar una presidencial. ¿Y que sucede? Que ustedes bola de inútiles nomás la andan zurrando. El emperador ya me trae entre ceja y ceja, incluso, amenazó con desaparecer el Estado Mayor Venusino y no darnos nuestra pensión. Y entre esas y otras infaustas noticias que sucede: que ustedes desgraciados, hijos de Iturbide, más malos que la selección del Tuca, se dejan ver con tecnología venusina en pleno centro de la capital. ¿Se puede ser más inútil? Lo dudo, así que quiero buenas noticias de ahora en adelante o los desintegró sumariamente. Así que cúchila”.

El Tuercas, El Popochas y El Siboney salen agüitados de la reunión. “Pinche Tuercas, te dijimos que no te pasaras de lanza. Ya estás aprendiendo las malas mañas de los terrícolas. Está bien que se nos haya pegado la forma de hablar chilanga, pero hasta ratón saliste méndigo”, suelta la carcajada El Popochas. “Toma méndigo jetón”, le suelta un descontón El Tuercas. “Aquí yo soy su mero padre y se hace lo que digo, por eso aquí pertenezco a la banda de los Ratones de Cuatro Patas, por ser bien riatudo. Así que el que se ponga al brinco me lo chento de volada”. El Popochas y el Siboney se cuadran en el acto. “Y lo primero que vamos a hacer es darle unos madrazos al pinche general, hijo de Rosario Robles, por pasarse de lanza y querer gritar acá a su Pepe el Toro. Posteriormente vamos a cambiarnos de partido porque Morena no nos quiere dar botanas en la cámara. Por esa razón he decidido que nos cambiemos al Partido Popular Socialista, PPS, del compañero Vicente Lombardo Toledano. He dicho”.

“Te dije Popochas, este Tuercas será muy bueno para el tiro chilango, pero muy pendejo en historia. Desintegrarlo fue lo mejor. Mira que pedirnos que nos fuéramos al PPS, antes no nos dijo que nos afiliáramos al PNR”. “Ya se carnal, pero seguía viendo al Chumel Torres. Se le secó el cerebro. Creo que antes gana el Cruz Azul un campeonato que nosotros conquistar este planeta”.

¡LOS VENUSINOS LE VAN AL CRUZ AZUL!


Los comentarios están cerrados.