REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO.- Mauricio Farah, secretario general, y Juan Carlos Delgadillo, secretario de Servicios Parlamentarios, dos funcionarios clave de la Cámara de Diputados, presentaron su renuncia a partir del 30 de septiembre.

El salario bruto anual de Farah es de 3 millones 805 mil pesos, por lo que sus ingresos superan a los de los propios diputados.

Con el goce del seguro de separación individualizado, el secretario general podrá llevarse cerca de 4.5 millones de pesos de pesos de retiro.

Ello, en caso de que haya ahorrado hasta el 10 por ciento de sus percepciones ordinarias durante los casi seis años que estuvo en el cargo, a lo que la Cámara pone un monto igual, de acuerdo a la normatividad interna.

Con la renuncia de Farah y Delgadillo, el PRI pierde las posiciones más importantes que conservaba en San Lázaro y Morena revisará perfiles para cubrir las vacantes.

Farah y Delgadillo presentaron ayer su renuncia con carácter de irrevocable, a una semana de que el pleno aprobara la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Dicha ley, que está a espera de ser publicada por el Ejecutivo federal, llevará al recorte de las percepciones de los servidores públicos en todos los ámbitos de Gobierno, para que nadie esté por arriba del salario del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, fijado en 108 mil pesos mensuales, para el próximo año.

Farah, asumió como secretario general en diciembre de 2012, llevado por el priista Manlio Fabio Beltrones.

De acuerdo con la percepción ordinaria neta publicada en anexos del Presupuesto de Egresos de 2018, Farah ganaba 178 mil 909 pesos, y Delgadillo de 155 mil 264 pesos mensuales.

Carlos Olson, secretario de Servicios Financieros, prevé presentar próximamente su renuncia, para separarse del cargo probablemente en la misma fecha del 30 de septiembre.

El coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, dijo que las renuncias de Farah y Delgadillo significan el fin de un ciclo.

Durante las legislaturas 62 y 63, bajo la administración de Farah, la Cámara registró contrataciones por adjudicación directa para renovar fachadas, dar mantenimiento al Frontispicio, renta de vehículos, cambios en los sistemas de iluminación exterior e interior, así como nuevos equipos de sonido y de luz en el pleno, cambios de alfombras, y adquisiciones de plantas de luz y de tratamiento de aguas.

En la 63 Legislatura se remodelaron prácticamente todas las oficinas administrativas, las de las bancadas, de la Junta de Coordinación Política y de la Mesa Directiva.

También se cambiaron elevadores, modificaron baños y hasta los estacionamientos.

El martes pasado, el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, dijo que Morena busca renovar la administración de la Cámara, por medio de una nueva Ley del Congreso que permita acabar con viejas prácticas.


Los comentarios están cerrados.