CHRISTOPHER CERVANTES YAÑEZ*
CHRISTOPHER CERVANTES YAÑEZ*

“Jaime Cervantes, Leobardo Reynoso. Gobernador de Zacatecas (1944-1950), México, Texere editores, 2018”

 

 

Al doctor Jaime Cervantes lo estimo, más por ser paisano. Siempre hay consejos en las reuniones donde el día se nos pasa volando, de un momento a otro observamos el reloj y marca la madrugada; cuando me despido, me voy pensando qué preguntarle en la próxima charla.

Hace años me platicaba sobre lo importante que era para él escribir sus memorias; presumo que yo, emocionado, esperaba leer el camino recorrido por él. En una ocasión me llamó y acordamos reunirnos en su casa, al llegar me recibió con decenas de fotos de él con los ex gobernadores Leobardo Reynoso, José Minero Roque, Francisco E. García y otros personajes. Fue ahí cuando me dio la noticia: al estar escribiendo sus memorias descubrió que tenía que dedicarle unas páginas a don Leobardo Reynoso y que pronto saldría el libro sobre su relación fraternal y política. Desde ese momento esperé la publicación, y en junio pasado recibí lo tanto anhelado: Leobardo Reynoso. Gobernador de Zacatecas (1944-1950).

Cuando leía el libro me comprometí a escribir esta reseña por el sentimiento de respeto y admiración al autor de la obra. Ya tarde, y a pesar de tener el día siguiente guardia en el hospital, abrí el libro; lo primero que vi fue la dedicatoria de su puño y letra, confieso que las palabras hacia mi persona me hicieron sentir bien. Inicié a leer, pero me era difícil detenerme, leía y leía. Conforme avanzaba comencé a trasladarme a esos años de 1940, donde Nochistlán era el lugar preferido para hacer historia, fue ahí donde se tomaron decisiones importantes para el estado, el pueblo era donde don Leobardo le gustaba visitar en sus días de descanso y el doctor Jaime Cervantes era el anfitrión. Éste lo recibía en su casa de una manera afable. Yo, poco a poco, asimile la estrecha convivencia que tuvo con él, su relación de convivencia y de amistad que perduró más de 40 años.

El libro se divide en capítulos, en cada uno se abordan, de una manera clara, los inicios en la política de don Leobardo Reynoso; el periodo de gobernador y las obras de modernización que emprendió; también están las relaciones de poder y los últimos años como embajador.

El autor menciona que el tema preferido de don Leobardo era contarle detalladamente el día con día de su gobierno. Invitaba al doctor Cervantes a la casona de La Labor (sita en el pueblo de Apozol); en el lugar, donde se lograba respirar tranquilidad, las pláticas mentoras transcurrían.

En el apéndice gráfico de Leobardo Reynoso. Gobernador de Zacatecas (1944-1950) se incluye una carta de Luis Echeverría, ex presidente de la República, estaba dirigida a Roberto Cervantes, padre del doctor Jaime, en el texto le da las gracias por su hospitalidad. También el libro incluye parte del último informe de gobierno de Reynoso y una galería donde se aprecia algunas obras públicas que se realizó durante su sexenio.

La vida y la historia de Leobardo Reynoso es difícil de contar y más aún de escribir, esta obra es un parteaguas en ese silencio que jamás se había tocado y quién mejor que el doctor Jaime, a quien le contaba sus enseñanzas, aventuras, los aciertos y errores.

El libro es de lectura obligada para todo zacatecano.

Sobre el autor: Es médico cirujano egresado de la UNAM, la mayor parte de su vida ha sido servidor público. Entre los cargos que ha ocupado destacan: delegado estatal del ISSSTE y del IMSS en Zacatecas; presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ); consejero ciudadano del Instituto Federal Electoral (IFE), y presidente de la Comisión Estatal de Acceso a la Información Pública (CEAIP).

 

*Médico internista, Hospital General de Zacatecas


Los comentarios están cerrados.